JOSÉ lUIS gARZA
21 de enero de 2016 / 06:21 p.m.

Una tarde de ensueño es la que vivieron los pequeños del Instituto Nuevo Amanecer que recibieron la visita de Aldo De Nigris y Dorlan Pabon, quienes luego de la práctica en el Barrial se dieron tiempo para convivir con los niños y jóvenes que presentan parálisis cerebral.

Ambos jugadores se mostraron accesibles con los pequeños que desbordaron alegría al conocer a los jugadores.

"Es una alegría inmensa. Ahorita que entré se me puso la piel de gallina al ver a estos hermosos niños como lo reciben a uno, eso también lo motiva para seguir haciendo el trabajo y muchos goles para beneficio de ellos", expresó el colombiano.

Por su parte De Nigris fue quien más interactúo con los pequeños: "Hola ¿cómo estás? quieres ser cantante", le comentó a una pequeña que intentaba cantarle una canción al artillero.

"Es impresionante el sentimiento que te da ver a los niños felices. Realmente ellos son los héroes, porque día con día están luchando. A toda la gente del nuevo amanecer es algo muy bueno y ver años niños felices es muy bueno", señaló el regio.

La visita fue en el marco del anuncio de la campaña ‘Goles con Causa’, que cumplirá su noveno torneo llevándose a cabo y beneficiando a 400 niños con necesidades particulares.

Cabe mencionar, que este torneo por cada gol que el Monterrey anote en la Liga, cinco niños del Instituto Nuevo Amanecer recibirán terapias de psicomotricidad y deporte adaptado, calculando sean en promedio un total de 90.

Listo el embajador para el sábado.
De entre todos los pequeños del Instituto Nuevo Amanecer uno tendrá el honor este sábado de ser el embajador, según confirmó su mamá Erika Orozco.

"Sí es el niño embajador. Es un gran fanático de Rayados, admira mucho a Jonathan Orozco y el futbol siempre lo motiva para hacer mejor sus terapias", dijo la señora.