20 de diciembre de 2013 / 09:46 p.m.

México.- Hoy en día resulta más barato adquirir una tableta o smartphone que jugar videojuegos, y prueba de ello es el inmesurable éxito de títulos casuales que invaden los dispositivos móviles de millones de usuarios alrededor del mundo. Todo esto en decremento de las consolas portátiles de Sony y Nintendo.

Ante un panorama dominado por dispositivos que, además de navegar por Internet, servir de GPS, teléfono y módem portátil, pueden reproducir videojuegos de alta calidad por un precio que casi nunca pasa de los cinco dólares por unidad, Reggie Fils-Aime, presidente de Nintendo de América, admitió las intenciones de la compañía de incursionar en el mercado de juegos para Android, iOS, Windows Phone o BlackBerry.

No obstante, según declaró Fils-Aime al portal King 5, la idea no es convertir a Nintendo en un simple productor de software, sino crear presencia en dispositivos móviles para "regresar" a los usuarios a las consolas portátiles de la "Gran N".

¿Esto significa que veremos a Mario y Zelda en un Galaxy S4?

Según comentó Fils-Aime, Nintendo reconoce que existe una enorme demanda por los dispositivos móviles actuales, por lo que la compañía japonesa busca una forma de aprovechar estas plataformas como una  herramienta de márketing, más que reemplazar a sus consolas portátiles con smartphones y tabletas.

Si recordamos las declaraciones del presidente de Nintendo, Satoru Iwata, la postura anterior de la compañía era que los videojuegos para smartphones y tabletas eran "de baja calidad y económicamente insostenibles", lo que hasta ahora ha mantenido a Nintendo al margen de un mercado cada vez más poderoso.

Por otro lado, los recientes análisis de mercado indican que, ante las malas ventas que su consola Wii U ha obtenido desde su lanzamiento el año pasado, Nintendo depende casi en su totalidad de la participación de su consola portátil (en especial la Nintendo 3DS) para continuar siendo una compañía importante en la industria del entretenimiento digital. Sin embargo, el avance de los juegos casuales para dispositivos móviles ha comenzado a afectar incluso al producto estrella de Nintendo y sus poderosas franquicias como Mario, Zelda, Kirby y Donkey Kong.

No obstante, el futuro de Nintendo en el mundo de los smartphones y tabletas es incierto pues, a pesar de que la aparición oficial de Mario o Zelda en un dispositivo iOS o Android podría reportarle millones a la compañía, sus productos clave, las consolas portátiles, estarían en riesgo de desaparecer del panorama.

AGENCIAS