JOSÉ ELGUETA | @JMELGUETA
31 de enero de 2017 / 10:47 a.m.

El portero ecuatoriano del Monterrey, Alexander Domínguez, aseguró que está tranquilo por los cuestionamientos de la afición sobre su funcionamiento, pues debido a su experiencia es consciente de que debe tener la cabeza firme y seguir trabajando.

‘Dida’ como le apodan en el club, fue el estelar en los dos primeros encuentros del Clausura 2017, además se mantuvo cuidando la portería en la Copa MX, sin embargo, ha dejado su lugar a Hugo González, en las últimas dos jornadas de la Liga MX.

“La verdad es que estoy tranquilo (por los cuestionamientos de la afición) yo me enfoco más en mi trabajo y la verdad que eso es secundario, nosotros somos jugadores profesionales y esto es lo lindo del futbol a veces te aplaude todo el mundo y en otros te abuchean. Yo estoy muy tranquilo y bueno con muchas ganas de si me toca el día de mañana intentar de hacer las cosas de la mejor manera.”

“Me siento bien, estoy muy tranquilo, soy un arquero con mucha experiencia, hay pasajes del juego en el cual te puede ir bien o te puede ir mal. Lo importante es que uno tiene la cabeza bien firme y hay que seguir trabajando, sabemos que estamos en Rayados y todo lo que se viene para el equipo hay que ganarlo.”

Además se refirió a la titularidad bajo los tres postes, factor en el que no es el dueño de las decisiones y no le queda más que acatar y estar preparado en el momento de ingresar.

“No depende de mí, las decisiones las toma el profe y uno tiene que acatarla, yo estoy trabajando y estoy con todas las ganas necesarias. Esperemos que nos vaya bien de que en las dos copas podamos sumar la mayor cantidad de puntos. Quien juegue hará lo necesario o lo más importante para el equipo.”

Sobre las vivencias en el torneo en el que no han podido encontrar el equilibrio entre la línea defensiva y ofensiva, el guardameta sudamericano, comentó que deben estar atentos en defensa y aprovechar las opciones en la delantera.

“Más que todo por ahí pienso que el futbol es así, si te hacen un gol o dos los culpables son atrás y por ahí no la metes y los culpables son adelante. Hay que tratar de estar 100% concentrados atrás y además tratar de aprovechar las oportunidades que tengamos, mandarla a guardar, eso fue lo que nos pasó el semestre pasado en pasajes de partidos hicimos excelentes juegos y la pelota no entraba, luego un error y te cambiaba todo.”

El cancerbero aceptó que deben comenzar a sumar de a tres sobre todo en casa, pues el dejar puntos hace seis meses los dejó fuera de la fiesta grande del futbol mexicano.

“Por esos pasajitos no entramos a una liguilla, la verdad que para nosotros fue muy duro por todas las expectativas que teníamos y que tenemos este año, con el plantel que tenemos. Dejar escapar puntos acá que obviamente van a ser muy necesarios para el final del torneo.”