JAIME GARZA
9 de agosto de 2015 / 02:25 p.m.

Rogelio Funes Mori ha mandado señales que no se equivocó con aquella polémica declaración en que vaticinó que marcaría de 10 a 15 goles en su primer torneo en México

Llegó a Rayados con críticas y una baja expectativa tras su pasado incierto en River Plate y Europa, pero el argentino no solo lo ignoró, sino también se atrevió a pronosticar que alcanzaría un rendimiento que nunca antes en su carrera había logrado. Todo hacía indicar que se trataba de una promesa sin sentido o una idea sin sustento, pero al parecer no es así.

Este sábado en la victoria de 3-0 contra el Atlas, Funes Mori anotó un doblete, sus dos primeros goles en partidos oficiales, pero su buena imagen podría elevarse si se contempla que ya completó 8 goles luego de los 5 partidos de pretemporada, el inaugural del nuevo estadio ante el Benfica y la fecha 1 ante Pumas. Es decir, promedia de un tanto por juego.

En su estancia con el River Plate, hasta sus 23 años, marcó 22 goles en 105 participaciones. Luego emigró al Benfica B y anotó 13 tantos en 12 partidos, posteriormente subió al primer equipo y se fue en blanco en 5 oportunidades.

En el último año futbolístico con el Eskişehirspor de Turquía, marcó 14 goles en 36 juegos.

Su rendimiento carecía de un sustento valioso para atreverse a vaticinar un cosecha tan alta como de 15 goles en su primer torneo en México, pero él lo hizo, confió ciegamente en sus capacidades y disparó aquella declaración.

“Voy a tratar de hacer 10, 15 goles. El delantero vive del gol, hay que estar bien de la cabeza, tratar de entenderse bien con los compañeros, es importante que lo asistan, así que hacer la pretemporada fuerte, de la mejor manera y estar bien“, declaró en su presentación, previo al arranque de la pretemporada.

Con este paso goleador, el ex Millonario se ha ganado el puesto titular en el Monterrey ante uno de los referentes en la última época rayada: Aldo De Nirgis. Además, en el entorno ha cambiado las críticas de su pasado por elogios.