TOMÁS LÓPEZ - @TOMASVICTOR10
7 de mayo de 2016 / 10:25 p.m.

Al señalar que el clásico regiomontano es el partido del año, Antonio Mohamed dijo que no hay favorito en la serie de cuartos de final porque el equipo universitario es el campeón del futbol mexicano.

El director técnico del Monterrey hizo un llamado primero a los protagonistas del derbi regiomontano para evitar que se desborden las pasiones .

“El que salga mejor va ganar, es un duelo de estrategias pero creo que el que decida mejor en este tipo de partido es el que va ganar, no hay de otra porque está muy parejo, no hay un favorito y Tigres es el campeón”, expuso Mohamed.

“Hace cinco o seis horas estaba eliminado y hoy entró y entonces están con mucha fuerza, nosotros también estamos muy bien y va ser un choque de poder”.

Aunque terminaron con 13 puntos de ventaja, el técnico argentino pidió primero a los integrantes de los dos equipos aceptar el resultado en caso de quedar eliminados.

Por la manera en que se vive el clásico la ciudad estará convulsionada la siguiente semana, agregó.

“Era una posibilidad enfrentar al campeón en esta instancia, aparte es un clásico, que es un condimento especial aparte, es una fiesta y que gane el mejor…tocó así y hay que enfrentarlo, lo único que es una liguilla, es algo especial y ojala estemos a la altura de lo que va ser el partido”, declaró Mohamed.

¿Qué mensaje le das a la afición de los dos equipos?
“Primero que nada a los protagonistas que estemos a la altura todos los 22 y toda la banca en declaraciones y en lo que pasa dentro del campo, no provocar no…y al que le toque perder aceptar la derrota para mostrar a la gente que es una fiesta del deporte”, indicó El Turco.

“La ciudad va estar convulsionada toda la semana y queremos que no pase solamente de lo que es la vacilada o la risa normal, para nosotros es el partido del año pero es un partido de futbol, al fin y al cabo al otro día nos levantamos y es domingo y tenemos que seguir igual la vida, así que es un partido hermoso, los dos nos preparamos para esto pero no es la muerte de nadie”.

Dijo que será hasta el sábado cerca de las 21:30 horas cuando pueda hablar si cree en las coincidencias del futbol.

Recordó que igual cuando fue campeón con el América perdió el último juego del calendario regular, con Cruz Azul, calificó como superlíder, y en la primera ronda enfrentó un clásico contra Pumas.

Dijo que el clásico será un duelo de detalles, donde pueden influir circunstancias como expulsiones, descuidos en jugadas a balón parado o el estar acertados para concretar las ocasiones de gol.

Reconoció que el deseo es ganar y buscarán la mejor estrategia para superar al rival pero una cosa es lo que se declara a la prensa y otra lo que puede suceder en la cancha.