DIEGO ARMANDO MEDINA | @dgoarmando
13 de mayo de 2016 / 07:39 a.m.

De por sí el marcador con el que llegarán los Rayados este sábado a la vuelta de los cuartos de final es bastante cómodo para poderlo manejar, pero además la historia está del lado de La Pandilla pues en su nueva casa el Monterrey jamás ha perdido por tres goles de diferencia.

Solo en dos ocasiones en la vida de su nuevo estadio los albiazules han caído pero sus derrotas a lo mucho han llegado a ser por dos tantos.

Los descalabros del Monterrey fueron ante el Guadalajara en la jornada 11 con marcador de 3-1 a favor de Chivas y en la 17 cuando los Diablos derrotaron 2-1 a los pupilos del Turco Mohamed.

Ninguno de esos dos resultados le daría la eliminación a La Pandilla pues para quedar fuera Rayados tendría que perder 3-0 contra Tigres en su casa, algo desconocido para el Monterrey.

El otro resultado que dejaría fuera a los del Cerro de la silla sería caer ante su acérrimo rival 4-2, ese marcador le daría el pase a Tigres por gol de visitante pero el Monterrey puede aún presumir jamás haber recibido más de tres goles en un partido jugado en su nueva casa.

SIEMPRE ANOTAN

Rayados es la mejor ofensiva del futbol mexicano y en cada encuentro lo demuestra. Casi siempre los pupilos de Antonio Mohamed se hacen presentes en el marcador y si eso se mantiene para el próximo sábado, estarían prácticamente asegurando su boleto a la semifinal.

De los últimos 34 partidos disputados por Rayados en la Liga solo en uno los albiazules se quedaron con la pólvora mojada, es decir en 33 han marcado al menos un gol a su rival.

Fue ante el Cruz Azul en la jornada ocho de este torneo cuando los Rayados salieron desconocidos, se quedaron sin anotar y fueron goleados por La Maquina, pero eso fue solo un accidente y los números lo confirman.

Así es que si el Monterrey quiere asegurar la serie, eliminar a Tigres y quedarse con su boleto a la semifinal, lo único que requiere es seguir con la tendencia que ha tenido a lo largo de los últimos 34 encuentros.