TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ
26 de julio de 2015 / 04:25 p.m.

El nuevo estadio de los Rayados invita a los aficionados a consolidar una nueva cultura en el espectáculo del futbol.

El vicepresidente administrativo, Tonatiuh Mejía, expuso que todos los abonados de la nueva casa firmaron estar de acuerdo con las reglas que se tendrán en el interior del BBVA-Bancomer.

Por disposición de las autoridades, estará prohibido fumar en el interior.

Además habrá sanciones en caso de que algún fanático salte al terreno de juego durante los partidos, o trate de estar en una zona de la tribuna que no le corresponda.

“Más allá del reglamento, como todos sabemos, no hay ley suficiente, la única manera de que esto funcione es con la colaboración, con la actitud y el compromiso de la propia afición, obviamente hay faltas graves y faltas no tan graves”, explicó el directivo.

“Una de las graves sería justamente el ejemplo que mencionas… si yo tengo un abono, en una localidad en cierta zona y pretendo irme a otra, eso es materia de rescisión de tu abono y quedaría sancionado para no volver a renovar y abandonar desde ese mismo día la instalación”.

-¿Estarán fomentando una cultura deportiva?

“Esa es nuestra apuesta y estamos seguros que lo podemos lograr...cuando hemos traspasado las fronteras, hemos estado en Marruecos, en Japón, en otros lados, vemos cómo se porta la gente y nuestra afición no tiene nada qué pedirle a esas aficiones”.

En todo el perímetro de la cancha, los aficionados estarán tan cerca que será muy sencillo brincar al terreno de juego, pues no hay fosas ni cercas de malla de por medio.

Mejía dijo que colocarán a la vista de los aficionados un resumen de los puntos del reglamento interno.