19 de febrero de 2013 / 08:58 p.m.

El gigante de Internet podría recibir una multa de hasta mil millones de dólares por no cumplir con las normas de protección de datos.

 

Bruselas • La última política de privacidad de Google podría acarrearle una multa de hasta mil millones de dólares bajo una nueva ley de protección de datos que permite sanciones a nivel europeo contra los gigantes de Internet con sede en Estados Unidos, dijo el martes la máxima responsable de justicia europea.

Viviane Reding, la comisaria de Justicia de la Unión Europea, dijo que las normas que está terminando de perfilar el Parlamento Europeo y los países de la UE permitirán la creación de un regulador de datos de la UE, que multe a compañías en nombre de todas las agencias de protección de datos nacionales.

"Un regulador único podría amenazar una compañía que no obedece las normas con una multa de hasta un dos por ciento de la facturación global", dijo Reding a periodistas.Cuando se le preguntó qué tipo de ofensa recibiría la multa del 2 por ciento, Reding apuntó a Google: "El caso de prueba (Google) es uno claro".

La remodelación de la ley de protección de datos existente en la UE podría entrar en vigor el año que viene y permitir mayores multas de un solo regulador.

Requeriría que todos los países tuvieran multas. Algunos estados no castigan con multas las infracciones ahora mismo.

Los ingresos totales de Google en el 2012 ascendieron a 50 mil millones de dólares, por lo que un dos por ciento supondría una multa de mil millones.

Según las leyes actuales, sólo los países a título individual pueden multar a las compañías que violan las leyes de protección de datos. Las multas oscilan entre 300 mil y 600 mil euros (400 mil y 800 mil dólares).

Reding dijo que la disputa actual entre los reguladores de datos de la UE y el motor de búsqueda Google mostraron las debilidades del sistema actual, que depende de que cada país identifique y castigue las vulneraciones.

Agregó que la decisión de Google de ignorar la advertencia de los reguladores en octubre de cambiar su política de privacidad era un caso claro para una multa.

Google dijo que no había ignorado las advertencias y que desde entonces ha enmendado su política de privacidad.

REUTERS