TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ
26 de julio de 2015 / 10:39 a.m.

Imponente y majestuoso, el nuevo estadio de los Rayados está listo para la fiesta de inauguración del próximo domingo.

El inmueble sonríe y parece dar la bienvenida a sus fieles aficionados que han esperado siete décadas para tener una casa propia.

Es de primer mundo. En un recorrido se constataron detalles de la cancha, los vestidores que incluyen jacuzzi; la capilla, la sala de espera para las familias de los futbolistas; las bancas, el área de prensa y los baños, con suficiente espacio para personas con capacidades diferentes.

El vicepresidente administrativo del Club Monterrey y responsable del proyecto, Tonatiuh Mejía, informó que la obra ha sido terminada.

Mejía refleja el regocijo por el trabajo realizado a siete años de distancia de haberse anunciado la idea de un nuevo inmueble en la zona del Parque Río La Silla.

“El estadio está terminado, ustedes ya lo pudieron verificar, está esperando a la afición”, declaró Mejía.

¿Qué significa este momento?

“Bueno, significa una gran oportunidad de hacer memoria y darle honor a quien honor merece en la historia de estos 70 años, de estos primeros 70 años del club”.

“Vamos a tener una noche muy emotiva, acompañados presencialmente y a través de medios electrónicos de quienes han hecho posible estos primeros 70 años y bueno, es un momento muy importante, puede ser la cereza en el pastel de los primeros 70 años”.

Entre los invitados estarán jugadores y personajes de diferentes épocas que escribieron páginas importantes en la historia del Monterrey.

El exterior del estadio luce el nombre en la parte superior del lado oriente. La inversión estimada es de 200 millones de dólares y la capacidad será para 51 mil personas.

El siguiente sábado 1 de agosto habrá un protocolo de apertura al que ha sido invitado el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

El domingo los Rayados se enfrentarán al Benfica, de Portugal, en el partido de inauguración donde además estará en disputa la Copa Eusebio.

Tonatiuh Mejía expuso que esta semana se trabajará en detalles de arborización y estacionamiento del lado sur del estadio.

Además habrá personal trabajando para retirar la tierra generada en la parte externa, donde están listos un par de puentes peatonales en la avenida Pablo Livas.

Sobre las últimas vialidades, explicó que las autoridades darán pormenores sobre las conexiones, además de apoyos que habrá en el operativo de seguridad.