JOSÉ LUIS GARZA 
29 de enero de 2016 / 08:03 a.m.

El 2015 fue para Jonathan Orozco un año para el olvido. La lesión en su hombro nunca lo dejó desempeñarse en su mejor nivel, buscó evitar el bisturí, pero todo fue inútil y a finales del año pasado aceptó la operación.

Hoy, el arquero regio está de regreso, las molestias han quedado atrás y se declara listo para recuperar su mejor nivel tal y como él mismo lo confiesa para MMDeportes.

"No me gusta dar excusas, pero trabajé un año con mucho dolor y con desgaste. Tratamos a toda costa evitar esa operación que al final fue inevitable", confesó Orozco quien comparó su situación vivida con el dolor que produce una uña enterrada.

"Después de la operación me sentí como nuevo. Le digo (al Dr. Chavira que lo operó), que me había puesto una refacción 2016. Me siento liberado, es como si nunca hubiera tenido lesión, como cuando traes una uña enterrada, te la quitan y te sientes libre", dijo.

Orozco ha participado en los dos juegos de la Copa MX ante San Luis, así como contra Atlas en la Fecha 3 del Clausura 2016 recibiendo sólo un gol hasta el momento, pero sintiéndose cada vez mejor en su desempeño.

"Es muy diferente el poder salir, el poder cortar un centro sin ninguna molestia y sin que algo te prive el movimiento. He cambiado muchas formas de trabajar a lo que hacía antes con tal de estar en el mejor nivel y poder aportar lo que sé", aseguró.

En cuanto a las aspiraciones del equipo, Jonathan dejó en claro que buscarán ir por los dos torneos.

"Estamos preparados para ello, creo que tenemos un gran plantel, el principal rival somos nosotros en creérnosla y en no aflojar, no bajar los brazos y seguir sólidos en la parte de atrás", puntualizó.