RUBÉN ALMAGUER | @R_ALMAGUER690
22 de abril de 2017 / 09:43 p.m.

La victoria que consiguió el Monterrey en el clásico 110 en él templo de Acero tiene nombre y apellido César Montes.

El canterano albiazul marco el gol al minuto 56 en un tiro de esquina que que mató a los Tigres, el gol le dio al elemento del Cerro de la Silla llegar a tres anotaciones consecutivas en los clásicos en su corta carrera futbolística.

"Bueno me toco marcar pero como siempre había dicho el día anterior el día de medios, que lo importante era mantener el cero atrás y bueno marcar es un extra para mí.

Si como dijo el objetivo es mantener el cero atrás, y se me da un gol y esa es una motivación extra como les digo", comentó el protagonista del partido en la zona mixta.

El defensa manifestó su alegría porque la vida y la cancha lo han bendecido con el trabajo de defender la casaca de la Pandilla y aportar goles como defensor.

"Bueno me siento muy contento, pero yo creo que esto apenas comienza y me toca seguir trabajando para ir defendiendo, seguir marcando goles como dices en partidos importantes que son bienvenidos", agregó Montes.

El Cachorro dedicó su anotación con un festejo especial a toda la afición de los Rayados, pero en especial a su familia y aún recién pariente que acaba de venir al mundo como un gran angel.

"Lo festeje con mi familia, lo festeje así por qué tengo un ahijado que recién acaba de nacer", finalizó el central.