28 de marzo de 2013 / 12:47 a.m.

El ciberataque fue lanzado como una medida de represalia contra Spamhaus, organización sin fines de lucro, que tiene como objetivo ayudar a proveedores de correo electrónico filtrar contenido no deseado "spam" y otros.

 Dallas-Fort Worth • El acceso a Internet en todo el mundo ha sido frenado o trabado hoy, por efecto inadvertido de una disputa entre dos empresas europeas de información tecnológica, en lo que los especialistas consideran como el mayor ataque cibernético.

De acuerdo con informes separados del New York Times y la BBC, el ataque del tipo conocido como "Negación de Servicio Distribuida (DDos), afecta a servicios populares de distribución de contenidos, como Netflix, responsable del 30 por ciento del tráfico en la red.

Los informes destacan que los especialistas en seguridad cibernética temen que el ataque pudiera escalar y afectar a los sistemas bancarios y de correo electrónico.

La BBC informó que el ciberataque fue lanzado como una medida de represalia contra Spamhaus, organización sin fines de lucro, con sede en Londres y Ginebra, que tiene como objetivo ayudar a proveedores de correo electrónico filtrar contenido no deseado "spam" y otros.

Para ello, el grupo mantiene una serie de listas de bloqueo, una base de datos de los servidores que se sabe están siendo utilizados con fines maliciosos.

Spamhaus bloqueo en fecha reciente servidores mantenidos por Cyberbunker, un servicio de alojamiento web holandés que atrae a sus clientes al permitir colocar y distribuir "cualquier cosa" en la red, con excepción de la pornografía infantil o material relacionado con terrorismo.

Spamhaus denunció este miércoles que Cyberbunker, en cooperación con "bandas criminales" de Europa del Este y Rusia, está detrás del ataque. Cyberbunker no ha respondido a las acusaciones, de acuerdo con la BBC.

Steve Linford, director ejecutivo de Spamhaus, dijo a la BBC, que la escala del ataque no tenía precedentes, e indicó que fue lanzado desde hace una semana y su escala se ha expandido afectando ahora importantes servidores en todo el mundo.

El efecto dominó del ataque de "DDos" está perjudicando a los servicios de Internet a nivel mundial, incluyendo los sistemas de dominio de la web, un punto crucial para el flujo de información en la red, aseguraron especialistas de seguridad cibernética consultados por la BBC.

Los servidores de sistemas de dominio traducen a lenguaje computacional las direcciones de los sitios de Internet.

Un ataque de "Negación de Servicio" ocurre cuando una persona, o grupo, lanza un esfuerzo concertado para que los recursos de los servidores o computadoras de una compañía o dependencia queden imposibilitados de llegar a sus usuarios.

Linford, el director de Spamhaus, aseguró que a pesar del sostenido ataque "estamos arriba y no han sido capaces de derribar nuestros servidores".

"Nuestros ingenieros están haciendo un trabajo inmenso en mantenerlos arriba. Este tipo de ataque podría acabar con casi cualquier otra cosa", advirtió.

Linford dijo que el poder del ataque sería lo suficientemente fuerte como para derrotar a la infraestructura gubernamental de internet.

Informó que "estos ataques están alcanzando un máximo de 300 gigabytes por segundo. "Normalmente, cuando hay ataques contra los bancos más importantes, estamos hablando de 50 gigabytes por segundo".

NOTIMEX