JUAN LARA | @juanlaram7
22 de diciembre de 2017 / 12:31 a.m.

El fútbol le dio una revancha a Avilés Hurtado. Hace 11 días falló el penal en la Final Regia contra Tigres pero hoy marcó el gol que valió el segundo título de Copa en la historia de Rayados.

El colombiano aceptó que vivió días difíciles, pero que con el apoyo de su círculo personal, compañeros y afición nunca perdió la fe.

"No sabes cómo la pasé los cuatro primeros días, después de la derrota. Con el poder de Dios nos supimos levantar y estamos más fuertes, más vivos que nunca.

Nunca la perdí. Siempre estuve con los pies sobre la tierra, consciente de lo que estaba haciendo. Con el apoyo de la afición y la familia lo sacamos adelante", dijo.

El cafetalero no quiso tomar todo el crédito por la anotación y reconoció la labor de todos los integrantes del club.

"El título se lo damos todos los compañeros, la directiva, el entrenador. Creo que sin ellos no sería posible. Estoy muy agradecido con esta gente que siempre me apoyo en los momentos difíciles".

DP