JOSE ELGUETA | @JMelgueta
26 de septiembre de 2016 / 01:02 p.m.

Los problemas en el Monterrey en el presente torneo, se han debido principalmente a la poca efectividad de la zona ofensiva, pues los de la “Pandilla” vienen de un semestre pasado espectacular en el que la cantidad de goles era compartida por todos los hombres en la delantera.

En esta cosecha fueron vitales Funes Mori, Pabon, Cardona y Sánchez; sin embargo, los dos últimos no han podido trascender en el Clausura 2016.

Monterrey el semestre anterior acumulaba 24 goles a favor hasta la jornada 11, siete anotaciones más que las del Apertura 2016. Funes Mori suma seis goles a favor en lo que va del semestre, mejorando su rendimiento con una anotación más que el Clausura 2016. Dorlan acumula la misma cantidad de anotaciones en los dos semestres, haciéndose presente en el marcador en tres oportunidades.

El gran problema lo presentan la falta de gol de Carlos Sánchez, que acumulaba 4 goles en el Clausura, hoy suma sólo la mitad de esas cifras, y una evidente baja de juego que incluso le ha costado no ser titular en al menos una oportunidad en el Apertura.

Edwin está lejos de ser el “Crackdona” de los pasados seis meses, en el que se lucía aportando goles y asistencias. El mediocampista colombiano acumulaba cuatro anotaciones en el torneo pasado, hoy suma más de cuatro meses sin poder gritar un gol; la última vez que convirtió fue en la semifinal del Clausura 2016, ante el América, el 21 de mayo. Además, no ha participado en dos juegos por lesión, y sumó una jornada desde la tribuna por una expulsión. La evidente baja de juego, le ha quitado la titularidad.

Los dirigidos por Antonio Mohamed, tendrán que trabajar en la contundencia, porque si bien se han generado ocasiones de gol, la pólvora permanece mojada y está muy lejos de ser lo que fueron el semestre anterior.

Monterrey enfrentará el fin de semana al América, equipo que es la segunda peor defensiva del torneo, con 19 goles recibidos, sólo por encima de Santos, con 20 goles. Pero para brillar necesita de manera imperiosa recuperar a los jugadores poderosos en la ofensiva rayada, los mismos que hace seis meses los llevaron al superliderato.