JOSÉ LUIS GARZA - @JLGARZA1
9 de octubre de 2015 / 04:15 p.m.

Cuando un hijo tiene un sueño, sus padres hacen todo para cumplirlo. Tal es el caso de Don Pascual Reséndez y Doña Karla Sánchez, padres de Edson, portero de la cantera de Rayados quien está a punto de debutar y cumplir un sueño que desde muy pequeño le manifestó.

Don Pascual y Doña Karla salieron de Guasave, Sinaloa en el 2007 para apoyar a su hijo en el sueño de ser jugador profesional. Y hoy, ocho años después, ven como aquella decisión está cosechando frutos con el cercano debut de su muchacho en Primera División.

“Lo recuerdo bien clarito. Me acuerdo que en las primeras palabras que me dijo Edson, a los 4 años, fue que quería ser como el ‘Conejo’ Pérez. A mí siempre me había gustado la portería y me sorprendió mucho que me dijera eso”.

El sueño inició cuando la señora Sánchez metió a Edson a una escuela de futbol con el entrenador de porteros Carlos Ochoa, un ex jugador de Tercera División de aquella tierra que, a su retiro, se dedicó a entrenar niños y jóvenes con ganas de ser arqueros.

“Llevaba la pelota en la mano, dormía con los guantes puestos, con sus tachones. Nada más porque a la escuela no lo dejaban llevar la pelota sino, me dejaba la mochila para llevársela para jugar”, comentó la madre de Edson.

Cuando tenía 11 años, llegó a Guasave el visor de Rayados, Juan Carlos Barrón, quien observó a varios de los porteros, entre ellos el pequeño Reséndez a quien le llamo la atención por su estatura y condiciones y lo invitó junto con otros aspirantes a futbolistas a Monterrey para ser observados.

“Yo le dije al ‘profe’ que no me lo alborote que termine sexto (de primaria), pero como al niño le dijeron la posibilidad de jugar no pude detenerlo. Fue difícil la decisión”, recuerda ella, y agregó.

“Me dijo mi niño, ‘mami, ¿se acuerda el día que me pregunto que si quería ser profesional?’, le dije sí y me dijo es el momento, la verdad no pensé que iba a llegar en la primaria”.

“El primer llamado a Selección Mexicana se dio estando con Rayados. Tenía 13 años, después ir a un Mundial otro pasito, luego regresar y formar parte de la Sub-20 y ahora, con la posibilidad de debutar con el primer equipo, es algo que no puedo explicar", confesó Don Pascual.

Y fue así como decidieron dar el primer paso para cumplir el sueño de su niño en busca de llegar a ser profesional.