ROBERTO FLORES | @betoflores67
29 de mayo de 2016 / 08:09 p.m.

Pachuca lo volvió a hacer, por tercera ocasión en su historia vino a nuestra ciudad y levantó el trofeo de campeón una vez más.

En un juego que dominó de principio a fin el Monterrey, que fue un huracán a la ofensiva, los Tuzos fueron pacientes, esperaron su oportunidad y con 10 hombres se llevaron el título, con un gol de Victor Guzmán en el minuto 92 que dejó un empate a uno que en el global les dio el triunfo 2-1.

Nadie en el estadio rayado daba crédito a lo que pasó en el tiempo de compensación, todos esperaban ya los tiempos extras para matar a su rival, sin embargo, fue al revés, Pachuca fue en busca del gol que necesitaba en la última jugada y la consiguió.

Antonio Mohamed había avisado desde el jueves en Pachuca, en casa y antes más de 53 mil aficionados del estaba seguro de darle vuelta al marcador adverso de 0-1.

Y vaya que sus jugadores se apegaron al mensaje del "Turco", pues desde el silbatazo de Fernando Guerrero salieron decididos a devorar a un Pachuca que se vio superado por completo.

En los primeros 10 minutos de un partido que arrancó con una ligera llovizna, el Monterrey avisó en dos ocasiones con disparos de Edwin Cardona y Dorlan Pabón, mientras que los Tuzos respondieron al 11' con un cabezazo de Aquivaldo Mosquera que se fue apenas encima del arco de Orozco.

Rayados era un "vendaval" ofensivo, por derecha, paro izquierda o por el centro llegaba y llegaba, metiendo en su cancha a un rival que defendía con los 11, incluso Hirving Lozano que debía ser un peligro para los locales de era un zaguero más.

Ayoví es uno cerca en un tiro de media distancia al 19'; luego Basanta en un cabezazo, sin marca en él área lo desaprovechó al 22'. Pachuca no sentía lo duro sino lo tupido y empezó a recurrí a constantes faltas.

Al 32', Emmanuel García cometió falta sobre Neri Cardozo dentro del área para un claro penal que no dudó en marcar Fernando Guerrero. Sin embargo, Edwin Cardona no lo hizo bueno al volar el envío con un tiro muy potente.

Los Tuzos seguían salvándose, pues al 37' en dos ocasiones despejaron en la línea de meta sendos disparos, uno de Funes Mori y otro de Cardona.

Pero al 39' ya no pudieron más. Dorlan Pabón cobró en corto un córner, Ayoví le cedió el balón, el colombiano se quitó a dos enemigos y sacó un trallazo de derecha que venció el vuelo del "Conejo" Pérez para el 1-0 que hizo estallar al Coloso de Acero y empataba el global 1-1.

"¡Oé, oé, oé, Dorlan!" Inundó el estadio, mientras de inmediato llegó el "¡vamos Monterrey, queremos la Copa, vamos Monterrey, queremos la Copa!" El estadio era un manicomio y no era para menos.

Todavía antes de finalizar la primera mitad, Pachuca se salvó del segundo al atajar el "Conejo" un tiro de Cardona.

Diego Alonso tenía que aprovechar el descanso para despertar a sus jugadores, la Final estaba empatada, pero Rayados era mucho, pero mucho mejor y buscaría sentenciar la serie en el complemento.

Rayados mantuvo el acoso sobre la zaga tuza, pero ya sin tanta intensidad como en la primera parte, mientras los hidalguenses adelantaron líneas un poco, pero tampoco sin alocarse, pues sabían que necesitaban un solo gol para quedarse con el campeonato.

Al 53' le anularon un gol a Funes Mori por fuera de lugar, luego al 65' Dorlan Pabón estuvo cerca en un tiro centro que se paseó por el área sin encontrar rematador.

La más peligrosa del Pachuca vino al 70' en un cabezazo de Hirving Lozano un le ganó la espalda a los defensas, pero lo mandó desviado, sin embargo era un aviso.

Al 74" parecía que se le venía la noche a los Tuzos, cuando Aquivaldo Mosquera se fue expulsado por falta a Pabón que ya se escapaba frente a Pérez.

"¡Dale, dale, dale, dale Monterrey, dale, dale, dale, dale Monterreyde!" Era el cántico de guerra de la afición para que su equipo fuera por el gol que os diera el título.

Mohamed mandó a Aldo de Nigris a la cancha, pero poco pudo hacer, Pachuca se resguardó bien y buscaba el alargue.

Pasaban los minutos y todos nos preparábamos para los extras.

Sin embargo, al minuto 92' llegó la jugada que cambió todo. En un saque de banda cobrando en corto, Emmanuel García saco un centro a segundo palo donde Victor Guzmán le ganó la espalda a Basanta y puso el 1-1 que fue un balde de agua helada para los 53 mil hinchas Rayados.

El global era de 2-1 para el Pachuca. El Coloso de Acero enmudeció, aunque quedaban algo en el reloj el golpe había sido mortal, como un gancho al mentón que noqueaba al rival.

Fernando Guerrero decretó el final del juego y nadie podía creer que Pachuca lo había hecho una vez más, vino a esta ciudad y por tercera ocasión se llevó un campeonato, dos veces antes en el 2001 y 2003 sobre Tigres y ahora en el 2016 sobre Rayados, que tendrá que esperar un torneo más para volver a ser campeón.