2 de septiembre de 2017 / 09:23 p.m.

Bien los dijeron entre semana en el seno del Monterrey, éste primer Clásico Regio era el que valía y así fue, las Rayadas vencieron 2-1 a Tigres Femenil para hacer historia y además adueñarse del liderato del Grupo Dos de la competencia.

Las felinas habían ganado los primeros dos duelos no de liga, pero ayer no supieron capitalizar las mayores opciones y hasta un mejor juego, mientras que las locales aprovecharon las que tuvieron y llegaron a 15 puntos, dejando al acérrimo rival en la segunda posición con 13.

Antes poco más de 10 mil espectadores en el Gigante de Acero de La Pastora ambas escuadras ofrecieron un juego abierto, sin especulaciones y los asistentes terminaron satisfechos por lo visto en este primer Clásico Femenil de la historia en un partido oficial.

Las Rayadas aprovecharon un mal momento felino y se fueron al frente rápido en el partido, apenas al minuto 5 por conducto de su capitana Rebeca Bernal, quien en tiro de esquina a conectó un certero cabezazo que venció por vez primera en el torneo la portería de Ana Paz y ponía el 1-0 que festejó en grande la hinchada albiazul.

Tigres Femenil sorprendió en su alineación al colocar a Nalleli Rangel como central y dejar en la banca a su goleadora Carolina Jaramillo, y resintió en el accionar estas situaciones.

Las felinas perdieron muchos balones en el medio campo y esto generó varias opciones de peligro de la Rayadas, que sin embargo no pudieron aprovechar por conducto de su goleadora Pamela Verdirame que estaba bien custodiada.

Al 28' se salvó Tigres del segundo gol, cuando Diana Evangelista desbordó por la derecha, mandó centro a segundo palo donde la capitana Bernal buscaba rematar, pero fue desviado por la defensa Julissa Dávila y la pelota se estrelló en el poste.

Poco a poco las felinas se fueron adueñando del balón, buscando llegar por las bandas, por derecha con Belén Cruz y por izquierda con la explosiva Jacqueline Ovalle, quien se convirtió en una auténtica pesadilla para las defensas albiazul es.

Mientras en las tribunas se daba una guerra de porras entre los rayados y los felinos, Ovalle desbordaba y mandó una diagonal buscando a Blanca Solís que entraba sin marca, pero una barrida salvadora de Rebeca Bernal evitó el peligro.

Después de mucho insistir, al 42' vino el premio al mejor accionar felino, cuando una vez más Ovalle llegó hasta él área, sacó un disparo potente que rechazó la portera Claudia Lozoya, pero lo hizo al centro donde Blanca Solís ahora sí aprovecho y mandó el balón al fondo de las redes para el 1-1 que hizo ver que había muchos felinos en la tribuna por el festejo.

Así terminó la primera mitad y todo hacía presagiar muchas emociones para el complemento. Rayadas hizo un cambio, mandando a Gelymar Melo por Minerva Bernal, mientras las felinas siguieron las mismas.

El dominio era alterno, se jugaba de lado a lado, pero al 51' Tigres dio el primer aviso con un centro de Belén Cruz por derecha que no pudo rematar Ovalle cuando ya se coreaba el gol.

Ambos técnicos hicieron cambios, por Tigres ingresó la goleadora Carolina Jaramillo, en lugar de Blanca Solís, mientras que por Rayadas lo hizo Dinora Garza por Pamela Verdirame que pasó inadvertida al no tener balones a modo.

Tigres Femenil volvió a adueñarse del dominio del partido, pero le faltaba claridad para generar peligro sobre la meta rayada, desbordaban Ovalle y Jaramillo buscando a Katy Martínez por el centro, pero fallaban en el último toque.

Rayadas estaban metidas en su terreno, no alcanzaban a salir y perdían rápido el esférico. Parecía cuestión de tiempo para que cayera el gol felino y darle vuelta al marcador.

Sin embargo, fueron las Rayadas las que se fueron al frente, aprovechando un error grave de la portera Ana Paz al no poder quedarse con un centro, dejando el balón a los pies de Daniela Solís que no desaprovechó y marcó el 2-1 que hizo explotar la algarabía de los hinchas albiazules.

Todavía al 88' las Rayadas tuvieron el tercero, pero Gelymar Melo voló su remate dentro del área, Tigres estaba tocado y no podía hilvanar pases ni crear opciones claras.

Al 90' el árbitro Édgar de Lira no quiso marcar un penal claro sobre Evelyn González de las felinas que puso significar el potencial empate.

Al final, la zaga rayada se fajó y no permitió daño alguno, dejando a las felinas sin poder rescatar el empate y así sufrir su primer derrota de la temporada.

DP