ROBERTO FLOERS | @BETOFLORESRG690
26 de noviembre de 2017 / 05:35 p.m.

Los Rayados del Monterrey demostraron y dejaron en claro cómo se debe finiquitar a un rival inferior y no darle oportunidad de mantenerse con vida, al masacrar al Atlas en el juego de Vuelta y sellar su boleto a la Semifinal del Apertura 2017.

Con un doblete de Avilés Hurtado, además de anotaciones de Rogelio Funes Mori y Carlos Sánchez el Monterrey goleó 4-1 a un Atlas que no pudo siquiera inquietarlo dejando el global en un apabullante 6-2.

Atlas llegó al Gigante de Acero sabiendo que necesitaba ganar por dos goles de diferencia como mínimo o bien empatar a partir de tres goles para dar la sorpresa y eliminar al mejor equipo de la Liga MX.

Mientras que Rayados necesitaba aguantar los primeros minutos y buscar finiquitar rápido la serie para no andar sufriendo al final.

Y así sucedió, los Zorros salieron encima en busca del gol que los pusiera en la pelea en esta serie, luego de haber perdido en la Ida 1-2 en el Jalisco. Los tapatíos intentaron hacer daño a la agua albiazul y al minuto 3 Jaine Barreiro de cabeza estuvo cerca de abrir el marcador en un tiro de esquina.

Otros intentos en disparos de media distancia sin peligro y manejar el balón de un lado al otro, pero sin mucha idea, hasta que a los 14 minutos Rayados aprovechó y en su primera opción clara líquido el juego y selló el boleto a la Semifinal.

Avilés Hurtado recibió un balón fuera del área y de primera intención sirvió para Funes Mori que sin dejar caer el esférico lo conectó de izquierda y vencer a Miguel Fraga para el 1-0 que hizo estallar la casa rayada, que por cierto no se llenó.

Con el global 3-1 a su favor, Monterrey siguió dejando la pelota a un rival que estaba herido de muerte y aunque intentó acercarse con algunos disparos de media distancia, al 25' se acabaron sus esperanzas, pues Carlos Sánchez anotó el 2-0 con un golazo en un tiro de fuera del área.

"¡Uno, dos, tres, chiquitibum a la bim, bom, ba, chiquitibum a la bim , bom, ba, Monterrey, Monterrey, ra, ra, ra!", fue el grito del Gigante de Acero tras el gol del uruguayo y quien lideró la porra con la afición albiazul.

La loza era más que pesada, los Rojinegros necesitaban ahora ocupaba anotar cuatro y no recibir uno más, algo casi imposible. Máxime cuando al 28' cayó el 3-0 en otro golazo, ahora de Avilés Hurtado aprovechando un error en la salida tapatía, poniendo el global 5-1.

El juego era de un solo lado, pues aunque Atlas tenía la pelota no intimidaba a nadie, aunque al 32' Stefan Medina cometió falta sobre Milton Caraglio dentro del área, se decretó penalti que fue cobrado de buena forma por el mismo jugador y puso el 3-1 que hacía un poco menos humillante el marcador.

Sin embargo y para evitar cualquier rebelión vístante, Rayados una vez las se hizo presente, al 39' con el 4-1, luego de una pésima salida del portero Fraga, quien choco con su compañero Barreiro y dejó el balón suelto para que Hurtado lo enviará al fondo de las redes, dejando el global en un 6-2 al final del primer tiempo.

Ya jugar el complemento en mero trámite, si el reglamento lo permitiera, el "Profe" Cruz hubiera aventado una toalla blanca al piso para acabar con la masacre que se estaba viviendo.

El técnico rojinegro mandó a Javier Salas y Matías Alustiza al campo en busca de un milagro, mientras que Mohamed saco a Stefan Medina y envió en su lugar a Efraín Juárez.

Rayados fue sobrellevando las acciones y en contragolpes buscando aumentar el marcador ante un rival que intentaba acercarse, pero sin fuerza, incluso los locales tuvieron al 54' la más clara del complemento, pero Neri Cardozo no supo definir.
El "Turco" decidió darle descanso a elementos como Carlos Sánchez y Dorlan Pabón, en tanto por el Atlas se quedó sin su referente Rafael Márquez quien salió lesionado.

Luego de haber despachado sin problemas estos Cuartos de Final, ahora el Monterrey encarará la Semifinal en espera del rival, pero el que le toque tendrá que hacer muchísimo más de lo que intento Atlas si quiere dejar fuera a un equipo que quiere poner fin a siete años de sequía de títulos.

"¡Vamos, vamos Monterrey, te queremos ver campeón otra vez, vamos, vamos Monterrey te queremos ver campeón otra vez!", fue el cántico con el que los 48 mil espectadores presentes en el estadio alentaban a su equipo que esta noche volvió a dejar en claro que es el principal candidato al campeonato, un logro que se ha negado desde el Apertura 2010.

AM