EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
10 de noviembre de 2017 / 06:24 p.m.

El fantasma de la caída ha estado presente desde las primeras jornadas del torneo: Rayados tiene en su pasado reciente declives terminando el torneo que han terminado por costarle mucho en la liguilla. Aunque ya ha alcanzado una final en el último año y medio, después de eso no ha logrado hacer mucho más.

Resulta muy sencillo darle un vistazo a los últimos resultados de los partidos que juega Rayados, pero hay factores mucho más importantes que los números al final del partido. Situaciones físicas y tácticas que conllevan una responsabilidad importante.

Ante Santos Laguna, en partido pendiente por la jornada 11, consiguieron un empate en casa. Fue la primera vez que dejaron ir puntos jugando de locales, todos los demás encuentros en Guadalupe habían sido triunfos para Rayados, y a pesar de las obvias diferencias futbolísticas a lo largo de la temporada entre uno y otro, se hizo un juego parejo en varios lapsos del partido. La posesión estuvo dividida, las faltas y los tiros también.

Una parte importante de esto tiene que ver con que Monterrey tuvo ausentes a varios futbolistas convocados por su selección, porque de haberse jugado en su momento si la lluvia lo hubiera permitido, quizá otra historia hubiera sido. Las individualidades bien cobijadas resolvían muchos partidos, pero hoy que están ausentes ¿evidencian problemas colectivos?

Kilómetros recorridos, una forma de jugar

Aunque Rayados no es uno de los equipos que más kilómetros sumados tenga en todo el fútbol mexicano, sí es de los que menos caminan en toda la liga. Tiene 966.3 kilómetros caminados, junto a Santos Laguna son los únicos que tienen menos de 1,000 kilómetros caminados en el torneo. Habla claramente de un estilo dinámico y activo prácticamente durante todo el juego.

El no haber sufrido tantas lesiones por cargas de trabajo durante la temporada, reflejan un correcto trabajo físico del equipo, pero ¿podrá ser un factor para cierta disminución de nivel e intensidad en las últimas fechas y liguilla?

Una difícil forma de controlar

No es ningún secreto que Rayados utiliza muy poco la pelota en su tenencia, y todo esto es por elección. Atacan mejor, presionan más y se ve que los delanteros gozan de ello, y esto también responde a la estadística de ser el equipo que menos camina, y a veces durante los partidos es necesario descansar con la pelota, no tener momentos donde el descanso llegue a ser esta replegado nada más.

América es un ejemplo de un primer tiempo con posesión, Tijuana es un ejemplo de un partido sin ningún interés por el balón, y Santos fue un partido de complejidad cuando el rival tampoco está tan interesado en tener el balón.

La posesión es algo que le llega a costar a Rayados cuando tiene que utilizarla, y en su habitual 4-3-3 sin extremos (delanteros centralizados, los laterales dan amplitud y profundidad) cuesta y tienen que comenzar a cambiar a 2 opciones: replegar o hacer un cambio desde la banca crear el 4-4-2 con delanteros fijos.

Pese a todo, candidatos

Ser líderes, tener a Avilés Hurtado y ser la mejor defensiva del torneo los ubican como un equipo importante para la lucha por el torneo Apertura. Hay fantasmas de caídas recientes, que varios de los jugadores que permanecen en el plantel tratarán de eludir, y los nuevos que llegaron a darle soluciones tendrán que demostrar de qué están hechos, como lo son el susodicho Hurtado y Vangioni.





gw