EDUARDO TORRES | @edutorresr
11 de septiembre de 2017 / 01:16 p.m.

El pasado sábado Rayados aseguró su quinta jornada consecutiva como líder general del torneo y ganar 1-0 significó el triunfo número cuatro de los últimos cinco partidos disputados.

La forma que mantiene Monterrey con la mitad del torneo jugado crea grandes expectativas muy válidas para ilusionarse, para tratar de superar el torneo de 37 puntos que fueron récord en el Clausura 2016.

Conforme avanzan las jornadas nos damos cuenta que Rayados es el equipo que mejor contragolpea en el fútbol mexicano, terminado este partido la estadística de remates quedó con 134 tiros para Monterrey y 57 con dirección de arco en lo que va de los 8 partidos jugados.

Ante Necaxa no tuvieron las cosas tan sencillas, los visitantes tenían desde el 2000 de no ganar jugando contra Monterrey de local. La Pandilla ha ganado 6 de los últimos 10 encuentros contra los Rayos, Ambriz sabía que llegaban a este partido con una gran desventaja, y trataron de explotar el tiro de media distancia con Carlos González, intentaron jugar largo con Pablo Velázquez aunque no salió muy bien.

Rayados recibía a Necaxa hasta ¾ de cancha, o incluso entraban al área, pero no lograban hacer mucho daño en el primer tiempo donde apenas tiraron 3 veces y solo una de esas ocasiones fue al arco, Monterrey tiró 8 veces con 2 remates a gol.

Existió un penal para Rayados que fue bien atajado por Barovero, lo tiró Carlos Sánchez. Para el minuto 56, después de un lance a espaldas de los defensores que encuentra a Funes Mori, le sirven el balón a Sánchez para que finiquite el 1-0 a favor del local.

Después de irse abajo en el juego, Ambriz elige cambiar de hombres pero continúa jugando muy similar. Sale Velázquez por Barragán, luego Isijara por Daniel Álvarez. Dos ex atlistas para tratar de solucionar un problema histórico: ir perdiendo con Monterrey, y logran crear un poco más. Consiguen 5 tiros y 3 eran con dirección de portería, en una de esas ocasiones Hugo González hace una gran atajada a Villalpando.

Monterrey no se quedó atrás y generó 8 oportunidades, con 4 tiros al arco. El segundo tiempo tuvo mayor control por parte de Necaxa, pero Mohamed intentó siempre mediante presiones orientadas mantener al rival en zonas donde causarán muy poco daño y, post-recuperación, iniciar contraataques que dejaran el segundo gol aunque esto no sucedió.

Son líderes de la tabla, la mejor ofensiva y la mejor defensiva. A Rayados le toca mantenerse las nueve jornadas que restan te la temporada.

DP