JOSÉ ELGUETA | @JMELGUETA
23 de abril de 2017 / 01:35 p.m.

Para Monterrey el triunfo en el clásico regiomontano no sólo significó tres puntos y el orgullo de la ciudad, sino que además la clasificación a la fiesta grande del futbol mexicano. En la era de Antonio Mohamed, será la segunda liguilla que vivirá el equipo, tras la del Clausura 2016, en la que se consiguió llegar a la final en casa.

Los dirigidos por el ‘Turco’ llegaron a 27 unidades tras derrotar en el Coloso de Acero de Guadalupe a los felinos, en la edición 110 del derbi de la ciudad. Con esos números, no ha quedado eliminado ningún equipo al utilizar el sistema actual, dejando de lado los torneos con sistema de grupos.

Incluso en los últimos cinco semestres sólo en el Apertura 2015 el octavo ingresó con 27 unidades, fue el Veracruz en aquella ocasión. Sin embargo, ‘La Pandilla’ aún tiene dos partidos más para encumbrarse con mayor autoridad aún, en la tabla de posiciones.

El estratega argentino de Rayados tendrá dos jornadas para modificar y solucionar las problemáticas que puedan presentar. Sobre todo pensando en los casos de Edwin Cardona y Carlos Sánchez, quienes se habrían perdido el partido ante Tigres por problemas disciplinarios, al tener conflictos con el cambio del partido ante Toluca.

Será vital la preparación de cara a la Liguilla en los próximos cotejos, pues los objetivos siguen siendo entrar entre los cuatro primeros, para luego pelear por el título. Monterrey ha encontrado el equilibrio entre sus líneas, pues es el equipo con mejor diferencia de gol del certamen, al acumular +10, registrando 25 anotaciones a favor y 15 en contra.

Para la recta final Mohamed podrá contar con todos los jugadores, pues en el clásico recuperó a quienes presentaban molestias en los últimos juegos, como lo son Celso Ortiz y José María Basanta.