JOSÉ LUIS GARZA
9 de julio de 2016 / 01:36 p.m.

Una emoción y alegría brilla en el rostro de Humberto Suazo, previo al homenaje que le brindará Rayados y la afición al máximo ídolo en la historia de la Pandilla.

Y sabe que aún falta lo mejor, vivirlo en carne propia en el estadio que no pudo estrenar como jugador y que gracias a la directiva podrá disfrutar este domingo.

"Desde que llegamos el cariño ha sido tremendo, yo digo que no tengo palabras para agradecer lo que ha hecho el club y más por permitirme jugar en este plantel que tiene muy buenos jugadores", expresó.

El andino confiesa que siente nervios previó al juego conmemorativo.

"No sé si nerviosismo, pero de que la gente me tiene un cariño tremendo por lo que hice en la institución y quiero disfrutar todos los minutos que me toque jugar, sé que todos estamos ansiosos de que llegue el día de mañana", dijo.

En cuanto al nivel físico, Chupete ha trabajado en su natal San Antonio, allá en Chile por lo que se siente bien, solo el calor haría la diferencia.

"Bien igual me siento un poquito igual, el calor está muy fuerte, uno nunca pierde el deseo de jugar, espero disfrutar el partido, me da mucho gusto estar en este equipo, para mí el mejor de México con muy buenos jugadores y con muy buen plantel", señaló.

El partido de este domingo marcará el reencuentro de Suazo con la afición que gozó con sus goles y disfrutó de su calidad y de la cual se despidió en diciembre del 2014 cuando más de 10 mil aficionados lo vieron dar la última vuelta al Tec.

Pero este domingo Suazo podrá recibir el cariño de 53 mil hinchas que se harán presentes en el Coloso de Acero de Guadalupe.