TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ
1 de agosto de 2015 / 08:13 p.m.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto se mostró contento por la obra del nuevo estadio de los Rayados, develó la placa protocolaria y declaró inaugurado el Estadio BBVA-Bancomer.
En una sencilla ceremonia que no duró más de 40 minutos, Peña Nieto dijo que el inmueble ubicado en el Parque Río La Silla es un icono de la economía y el desarrollo de Nuevo León.

En el acto estuvieron como invitados el presidente del Consejo de Administración de FEMSA, José Antonio Fernández, el presidente de la Federación de Futbol, Decio de María; el consejero delegado del Monterrey, José González Ornelas, y el capitán del equipo, Severo Meza.
El Presidente Peña Nieto calificó de una bella obra de ingeniería al nuevo hogar de los Rayados, realizó un recorrido por las gradas y la cancha, donde pateó un balón y recibió una camiseta del equipo regiomontano.

“Aquí estamos frente a una obra magna que sin duda será icono de la zona metropolitana de Monterrey”, dijo en su discurso el primer mandatario.
“Es un una obra que repito, será icono del dinamismo económico de esta gran entidad, de la prosperidad que tiene el estado de Nuevo León y también del desarrollo urbano de vanguardia, que hoy proyecta la zona metropolitana de Monterrey”.

El Presidente Peña Nieto realizó un recorrido por la cancha y las gradas del nuevo hogar de los Rayados, donde pateó un balón y recibió una camiseta del equipo regiomontano.
El dirigente de Femsa, José Antonio Fernández, dijo que en reconocimiento a la mejor afición de México se propusieron construir un estadio que estuviera a la altura de los mejores del mundo.

“Bienvenidos al gran Parque Río La Silla y al estadio del Club de Futbol Monterrey, bienvenidos a la nueva casa de los Rayados, la nueva casa de todos”, declaró en su mensaje “El Diablo” Fernández.
“Trabajando juntos logramos diseñar un sueño y alcanzar un objetivo común, hoy lo tenemos aquí, lo tienen ustedes enfrente”.

Reiteró que se rehabilitó la zona del Parque respetando el entorno natural y su estructura original.
El estadio tiene una capacidad para 51 mil aficionados.
El inmueble tendrá este domingo su apertura deportiva con el partido amistoso entre los Rayados y el Benfica, de Portugal.