Tomás López
24 de agosto de 2015 / 08:35 p.m.

Además del tema del suministro de energía eléctrica, los Rayados trabajan para corregir algunas observaciones de hechas por los aficionados, como la fluidez vial y el rápido acceso por las puertas del inmueble, señaló Tonatiuh Mejía.

El vicepresidente administrativo del Monterrey explicó la falla por la que se fue la luz poco más de una hora el sábado anterior al mencionar que fue una situación similar a la que se vivió hace tiempo en un partido de Super Tazón.

Mejía dijo que se puede mejorar en muchos aspectos, a excepción del tema del calor.

“Estamos trabajando todos de la mano, los proveedores de servicio, los contratistas, la gerencia, la supervisión de obra y obviamente la dirección de operaciones en el club para resolver, no solamente la falla eléctrica que lamentablemente experimentamos sino muchas otras observaciones que nos ha hecho la afición”, dijo el directivo.

“Estamos de tiempo completo en eso, ha sido un fin de semana muy intenso, de mucho trabajo y no descansaremos hasta resolver todo lo que queremos…no descansaremos hasta que podamos ofrecer una experiencia mucho más plena para todos los aficionados”.

De igual forma deslindó de manera tajante a la Comisión Federal del Electricidad de la falla registrada el sábado.

Agradeció el apoyo que tuvo el equipo a pesar del retraso que vivió el juego que comenzó una hora y 15 minutos tarde por fallas de energía en el lado poniente del estadio.

Mejía rechazó que el calor que se siente en el interior obedezca al diseño de la estructura metálica.

“El protocolo de seguridad hace que tengas que apagar toda esa sección, todo lo que está manejado por ese grupo de tableros y vuelvas a reiniciar y es por eso que es tan tardado, entonces eso fue lo que pasó”, explicó Tonatiuh.

“Si hubiese estado bien calibrado esa protección, ese primer filtro, se detiene ahí y no pasa nada, y es imperceptible, al no suceder eso bueno, se hizo un efecto dominó y no es otra cosa mas que necesitamos probarlo más tiempo, más veces y mejor”.

“Lamentablemente nos pasó, como le pasó a en el Super Bowl hace unos años, fue un efecto similar y bueno esperemos que no nos vuela a suceder, estamos trabajando de lleno en eso y bueno, así es esto de cambiarse de casa”.

Agregó que deberán mejorar en temas como la fluidez vial y el ingreso al nuevo estadio, sin ceder en la operación y que pueda ser vulnerable la seguridad.