MAYELA SANTOYO - @MAYESANTOYO
1 de mayo de 2016 / 06:54 p.m.

Tigres se juega todo o nada en la última jornada del Clausura 2016, si los felinos quieren seguir con vida y meterse a la Liguilla del futbol mexicano, su mejor aleado o enemigo pueden ser ellos mismos y es que medio boleto está en sus manos.

El único espacio disponible entre los ocho invitados y privilegiados se disputará en su gran parte en el Azul el próximo sábado en punto de las 17:00 horas entre Tigres y Cruz Azul.

La victoria de la Máquina momentáneamente supera a Tigres en la tabla general con 22 unidades, quienes tras empatar se quedaron con 21 puntos, es por ello que los auriazules necesitan con urgencia los tres puntos que se disputarán en el partido de la fecha 17 ante los cementeros.

Sin embargo, ya no hay margen de error porque un empate no le sirve de nada a Tigres y para Cruz Azul con un punto arriba podría correr peligro ya que en dado caso de que Pumas con 21 puntos le gane al América el próximo domingo serían los unamitas los que se cuelen a la Liguilla.

Lo que es inminente y prácticamente un hecho es que si Tigres se mete a la Fiesta Grande, será en el octavo lugar y se estaría viviendo en la ciudad un Clásico Regio y se enfrentarían en Cuartos de Final al líder del futbol mexicano y su archirrival, los Rayados del Monterrey.

Esto tras la combinación de resultados, ya que el resultado de Chivas que ganó a Dorados le da las unidades para que no alcancen ninguno de estos tres equipos involucrados, en dado caso de que el Rebaño ya no sume más unidades.

Desde la llegada por tercera ocasión de Ricardo Ferretti en el Apertura 2010, el equipo de San Nicolás ha clasificado en ocho ocasiones de los 11 torneos que han disputado. Tigres ha ganado seis de sus partidos de la última fecha, consiguió cuatro empates y solo uno perdido.

Los felinos no tienen un mañana, tras haber quedado subcampeones de la Liga de Campeones de la Concacaf, solo les quedó el torneo local, donde tras las 16 fechas dejaron ir algunos puntos y ahora están en la cuerda floja dependiendo de la combinación de resultados y sufriendo hasta el último minuto.

Y para seguir con el sueño del Bicampeonato, Tigres deberá pasar por dos rivales complicados, primero Cruz Azul que también aspira a la Liguilla y será un duelo a jugarse todo, pero lo que se vienen para los felinos sería enfrentar al Monterrey, quienes demostraron su poderío en el pasado derbi norteño en la fase regular en su nueva casa.