EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
5 de mayo de 2018 / 01:00 p.m.

El resultado que trajo Monterrey de Tijuana fue positivo, haber hecho gol de visitante y no perder, si el fútbol fuera solo de lógica o números estarían ya prácticamente en semifinales, pero afortunadamente siempre existe el factor sorpresa y considero que el equipo de Diego Cocca es capaz de sorprender.

Ese partido del pasado miércoles fue decepcionante, como ya lo había comentado en este espacio. Individual y colectivamente Rayados se vio mal, e incluso Diego Cocca declaró después del juego “hicimos ver muy mal al rival”, porque hicieron un plan de juego prácticamente a la perfección, y Mohamed no pudo corregirlo. Trató de hacer línea de 5 metiendo a César Montes pero no mejoró, ¿qué es lo que va a suceder para el partido de vuelta?

Cocca decidió quitarle los espacios largos a Monterrey y también lo privó de tener la posesión de balón, entonces ¿qué puede hacer Rayados? Si Tijuana hizo un muy buen partido controlando el juego a su necesidad, ¿podrán hacerlo de nuevo? En ese encuentro fueron 17 remates y 7 a portería, aunque se debe decir que necesitan venir sí o sí por un gol para poner igualdad de condiciones, es posible que busquen la vía del tiro libre directo como fue en el encuentro de ida.

Una de las formas para que Rayados se acerque a ganar es buscar el tiro desde afuera del área, Lajud es un arquero que suele dar mucho rebote. En una oportunidad del juego de ida se dio la oportunidad de que Gibran la dejó en el área botando y Albertengo la controló pero ya no pudo rematar, la búsqueda de estas jugadas puede ser una clave para que el equipo de Mohamed aumente las probabilidades de pasar a la siguiente ronda.

Y si Tijuana quita los espacios largos Rayados debe tener la capacidad para crearlos, mediante la atracción de rivales, permitir que lo presionen y poder lanzar largo, tener bien definido cada sector del campo en los últimos metros.

En el juego de ida algo que afectó defensivamente a Rayados fue que Bou, Mendoza, Bolaños y Lucero estuvieron entrando y saliendo de su posición inicial, esto hizo que Medina, Sánchez, Basanta y Vanigioni, y luego cuando entró Montes también, no tenían una referencia de marca y se iban generando espacios en esa zona, por ahí es donde llegaron la mayoría de los 17 remates.

Eso también podría aplicar para Rayados, intentar agitar su ataque para mover a la defensa y poner entrar por sorpresa, sobre todo incentivar a que gente como Alfonso González pueda entrar al área o hallar el espacio necesario para poder sacar algún remate. No puede haber confianza de ninguna naturaleza en este juego, la gente de Xolos no tiene nada que perder, dejarán todo. Tal vez no haya otro juego para ellos, es hoy o nunca.