EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
9 de junio de 2017 / 11:51 a.m.

Los refuerzos del Monterrey para el Apertura 2017 son buenos dentro de lo que hay en el mercado de la liga mexicana, si bien es cierto que solo Avilés Hurtado ha tenido un buen año seguido, el resto de jugadores resultan útiles para resolver algunos problemas. Pero cabe destacar que, a mi consideración, no reforzaron algunas de las zonas que más necesitaban mejorar.

En este draft Rayados adquirió a Jorge Benítez, regresó a Stefan Medina, llegó el mencionado Avilés Hurtado y Juan Pablo Carrizo.

Para muchos, la gran pregunta sería si Rayados realmente ha fichado mal ahora y en años anteriores, o simplemente ocurre que a la afición no les gusta. Ambos conceptos no son sinónimos, lo popular no siempre es lo mejor y lo mejor no siempre es lo popular.

Desde su más reciente título de Liga, en el Apertura 2010, Rayados ha traído una considerable cantidad de refuerzos, algunos de ellos de renombre y otros sin tanto cartel. ¿Han sido buenas inversiones? Repasemos.

*Los fichajes fueron tomados en cuenta como año futbolístico, no como semestre. Se consideraron solo los trascendentes tanto en entradas como en salidas.

Durante la 2011 - 2012 llegaron César Delgado, Darvin Chávez y se dio el ascenso de Jesús Corona, pero se dejó ir a Osvaldo Martínez. De las tres altas fueron dos bastante buenas y bien pensadas con una buena ejecución. De los tres, ya ninguno está en el club.

2012 - 2013 fue un año con poca relevancia, lo mejor que llegó fue Omar Arellano junto a Leo López, salieron Luis Pérez y Ángel Reyna. Parecía que Monterrey estaba cómodo su plantilla, ¿o desde entonces faltaba gestión para realizar fichajes importantes?

2013 - 2014 tuvo contrastes grandes, por un lado llegó Dorlan Pabón y Efraín Juárez, quien actualmente siguen en el club, además de Lucas Silva que no tuvo mal paso por Monterrey. Pero también llegaron los colombianos Marlon de Jesús, Wilson Morelo, el brasileño Víctor Ramos y el mexicano Cándido Ramírez. Cabe mencionar que ascendieron a jóvenes promesas como Bernardo Hernández, Gael Acosta y Luis Madrigal que pintaban para mucho y desafortunadamente no se afianzaron.

En este mismo torneo, Valencia pagó la cláusula de Pabón y se fue, Aldo de Nigris, Jesús Corona y Walter Ayoví, algunas piezas importantes para la época dorada, dejaban en buen momento el club.

En el año 2014 - 2015 fue donde más colombianos llegaron: regresó Pabón, y ficharon a Edwin Cardona, Alexander Mejía, Yimmi Chará, y Stefan Medina. Además, trajeron a Pablo Barrera y Efraín Velarde y al paraguayo Rodrigo Rojas. A mi consideración todos eran muy buenos fichajes; sin embargo, no todos funcionaron. Buenas ideas que salieron mal. Se comenzaba a crear una buena nueva base.

Salieron José María Basanta (temporalmente), César Delgado, Humberto Suazo, Víctor Ramos, Marlon de Jesús, Rodrigo Rojas (que solo duró seis meses), Ricardo Osorio y Leo López. La directiva buscó hacer una limpia del pasado y desechar a los nuevos que no habían funcionado tan bien.

2015 - 2016 parecían gritos desesperados por el pasado. Se concretaron las llegadas de Rogelio Funes Mori, Walter Gargano, Carlos Sánchez, Edgar Castillo, Miguel Herrera Equihua y el ascenso de César Montes, pero también regresaron Aldo De Nigris, Walter Ayoví, Luis Pérez y 'Chema' Basanta. ¿Para qué?

En este torneo dejaron la plantilla Omar Arellano, Darvin Chávez, Alexander Mejía, Stefan Medina, Yimmi Chará, Efraín Velarde y Lucas Silva. Monterrey estaba confundido, regresaba lo que desechaba y corría a varios de la nueva base. Cada vez existía menos paciencia.

Durante el 2016 - 2017, hasta ahora los fichajes han tenido puntos positivos pese a no tener la característica de "bombas". Llegaron Alfonso González, Iván Piris, Celso Ortíz, Hugo González, Alexander Domínguez, Alberth Elis, Nicolás Sánchez, Luis Fuentes, Marco Bueno y Jonathan Cristaldo. Y se dejó ir a la gran figura Jonathan Orozco...

Las contrataciones de renombre no han sido algo que se haya perdido en Monterrey; realmente hace mucho tiempo que no existen. Los grandes jugadores de Rayados han llegado con un cartel mediano y aquí se han hecho figuras, pero el fútbol de ahora y los aficionados exigen un golpe de autoridad desde la mesa para sentirse preparados.

La afición resiente, además, el evidente mejor tino de Tigres en sus fichajes y suma tres títulos desde que los albiazules se coronaron en la Liga por última vez.

¿Este verano encontrarán la contratación que necesitan y la tribuna reclama? Al mercado de fichajes internacionales aún le falta mucho para cerrar. Están a tiempo.