EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
24 de julio de 2017 / 05:50 p.m.

El próximo miércoles Rayados va a jugar contra Celaya de local en el partido correspondiente a la Copa MX y será un partido importante en la búsqueda del dominio de un estilo.

Durante los partidos de pretemporada notamos que el equipo demostraba algo de dinámica en el ataque, que la recuperación trataba de hacerse en campo rival, que los defensas tiraban la línea hacia adelante para tratar de asfixiar a los delanteros y juntar las líneas de contención; los propios contenciones se veían mucho más participativos en el inicio del juego y encontraban bien a los laterales que abrían la cancha.

Lo que vimos el viernes pasado contra Morelia es una calca de varios partidos sucedidos en el semestre anterior: lapsos importantes de dominio, pero el rival le toma la medida y comienza a dominarlos y parece haber poca o nula capacidad de respuesta.

Rayados necesita seguir perfeccionando su estilo de juego, empezar a dominar todos los contextos y que el entrenador adapte a los jugadores mediante entrenamientos vivenciales de situaciones de juego para que logren controlar la mayor parte de los partidos.

Aunque son habitualmente un equipo reactivo, es claro que van a necesitar tener la posesión de balón en un número importante de juegos. Contra Morelia sumó el 56% de posesión.

En ese partido jugado en el Estadio Morelos, Rayados empezó a dar rasgos de juego posicional. Que podrá gustar o no, podrá ser el estilo principal o no, pero en algún momento necesitas adaptarse a ese concepto de juego porque el rival así puede ir llevándote a jugar, si los analistas rivales durante la semana se dan cuenta que a Monterrey se le complica que los equipos se replieguen, comenzarán a hacerlo y a Mohamed le puede costar no tener jugadores dominantes bajo esa idea, y ¿entonces qué pasará?

Alguien tiene que tomar la batuta del balón y hacer cosas organizadas positivas en función de lo requerido, hay que darle herramientas a los jugadores para resolver esos escenarios.

Rayados está tomando una relevancia importante en la plantilla, cada vez van a replegar menos y tendrán que aprender a atacar, defender y descansar con el  balón.



lgw