NOTIMEX
22 de abril de 2013 / 11:22 p.m.

México • Tras más de dos años de haber comenzado la exploración de un túnel bajo el Templo de la Serpiente Emplumada, en la zona arqueológica de Teotihuacán, este lunes arranca la quinta temporada de trabajos de excavación en la que se espera corroborar la hipótesis de que en una de las cámaras existen restos de gobernantes de la antigua ciudad.

Sergio Gómez Chávez, director del "Proyecto Tlalocan: Camino bajo la tierra", comentó a Notimex que este lunes ingresará a dicho túnel "Tláloc II-TC", un robot inalámbrico equipado con tecnología de punta, que hará un mapeo del último tramo del citado túnel."Pondremos a prueba estos dos equipos que hemos construido y están mucho mejor equipados que el primer robot que utilizamos. Lo vamos a introducir en el último tramo que nos falta por explorar, que va del metro 76 al 1.20.

"Esperamos primero ver que existe adentro, tener el registro de una cámara que "quizá" se encuentra al final del túnel, la cual habíamos detectado por medio del georadar. Mañana entrará este equipo y transitará unos 30 o 40 metros, tomaremos fotografías y tendremos un mapa del interior del espacio", dijo.

De acuerdo con el arqueólogo, este nuevo vehículo cumple con dos funciones; por un lado, posee un escáner laser miniatura que sirve para hacer la topografía del terreno o del túnel.

Por otra parte, el robot también sirve para transportar a otro llamado "insecto", el cual desciende de manera automática en algún momento y va equipado con cámaras y luces infrarrojas. "Se trata de dos equipos en uno, uno transporta al otro", señaló.

"Mañana esperamos tener sólo las imágenes del interior, y una de las hipótesis que hemos planteado es que posiblemente ahí adentro pueda haber una gran ofrenda, o puede ser un depósito funeraria, un entierro, pero eso sólo lo vamos a saber y a corroborar hasta con concluyamos los trabajos de excavación de todo este espacio.

"Está la hipótesis de que dentro de esa cámara existe la tumba de uno de los gobernantes de la antigua ciudad, y eso es lo que consideramos debido a la importancia y sacralidad del túnel", explicó.

Según el INAH, "Tláloc II-TC" se compone de tres mecanismos independientes, el primero es el citado vehículo transportador y escáner, que una vez desplegados sus brazos alcanza una longitud superior al metro y sirven para sortear toda clase de obstáculos.

En su parte alta posee un escáner que toma medidas desde 10 centímetros hasta cinco metros por encima de la altura máxima del carro.

El diminuto escáner generará un mapa detallado del recorrido, así como de la cámara al final del túnel, cuya longitud se ha calculado en poco más de 100 metros.

Dijo que el robot fue fabricado por ingenieros en robótica egresados del Instituto Politécnico Nacional (IPN), quienes fundaron una empresa en robótica.

Según el arqueólogo, el objetivo de esta temporada que inició en febrero, aunque hasta mañana será el ingreso a la parte del túnel que faltaba, y que se extenderá hasta noviembre próximo, es concluir la exploración.

En esta quinta etapa colabora además un investigador independiente de Hong Kong que participó en la construcción del robot que hizo la exploración en la gran pirámide de Egipto, aunque no reveló su nombre.

Sergio Gómez subrayó que, de encontrarse los restos de los antiguos gobernantes, será un giro drástico dentro de la historia de la zona arqueológica de Teotihuacán.

"Hay que aclarar que ésto es sólo una hipótesis a corroborar, lo cual no sucederá mañana sino en los próximos meses; si encontramos ésto, va a cambiar mucho la historia de lo que sabemos de Teotihuacán porque no tenemos ninguna evidencia sobre cómo era el sistema de gobierno, por ello, sería de gran relevancia corroborar esta hipótesis", concluyó.