DIEGO ARMANDO MEDINA | @dgoarmando
19 de noviembre de 2016 / 11:21 p.m.

Monterrey hizo su tarea, derrotó a Monarcas en Morelia y ahora sólo queda rezar pues ya no está en sus manos entrar o quedar fuera de la liguilla y de eso son conscientes en el plantel.

El capitán José María Basanta fue sincero y aseguró lo anterior, además señaló que el partido ante los purépechas fue el reflejo de la campaña pues teniendo muchas llegadas solo marcaron dos goles y terminaron sufriendo en los últimos minutos.

"El objetivo era ganar ya hora esperar se hizo un bien partido, tuvimos las opciones lamentablemente terminando sufriendo y hay que esperar ahora. Esperemos se den los resultados, no era la intención, tenemos plantel para no estar pensando en esto, esta situación pero hay que vivir la realidad y la realidad indica que tenemos que rezar.

"Creo que la imagen de todo el torneo un poco se vio acá, tuvimos mucha tenencia de pelota, creamos situaciones, generamos muchos espacios pero no pudimos concretar y cuando no las metes en el arco se te complica. Ahora hay que esperar si pasamos, ojalá así sea, el equipo está muy fuerte" declaró.

Por su parte el ecuatoriano Walter Ayoví se mantuvo en el mismo tenór, sabe que ahora solo la buena fortuna los podría poner dentro de los cuartos de final y en busca del campeonato del apertura 2016.

"Gracias a Dios se dieron los tres puntos y esperemos con fortuna los resultados se den para poder estar en la fiesta grande, si no, igual hoy dejamos todo en la cancha para llevarnos los tres puntos.

"Era el primer paso, sabíamos que las posibilidades son mínimas pero lo importante que se cumplió el día de hoy. Nos vamos con ese sabor amargo de haber ganado este partido pero no saber que estamos clasificados, esperemos con fortuna poder estar en la fiesta grande", dijo.

¿Ahora solo queda rezar?

"Pues sí, hay que prender todas nuestras velitas a los santos".