DIEGO ARMANDO MEDINA | @DGOARMANDO
18 de febrero de 2017 / 06:26 p.m.

Justo el día donde celebró sus 100 partidos defendiendo la playera de Rayados, Dorlan Pabon le dio el triunfo al Monterrey sobre el Pachuca e hizo que La Pandilla se mantenga invicto y diera un salto enorme a lo más alto de la tabla general del clausura 2017.

Rayados derrotó 1-0 a los Tuzos con un golazo del goleador del torneo Dorlan Pabon quien llegó a cinco tantos en el certamen y se erigió como el héroe de la noche para el festejo de los más de 51 mil aficionados que llenaron el nuevo estadio albiazul.

Los del Cerro de la silla ahora pueden presumir tener 16 partidos de forma consecutiva sin perder, 13 de Liga, dos de Copa y uno más de CONCACAF, demostrando que se han convertido en casi invencibles de la mano de Mohamed.

El Monterrey prácticamente de principio a fin fue superior a los hidalguenses que de la mano de su estratega Diego Alonso decidieron poner un cuadro combinado entre titulares y suplentes buscando rotación en el cuadro y pensando en el duelo de media semana que tendrán en CONCACAF ante Saprisa.

Figuras como Hirving Lozano, Franco Jara, Jonathan Urretaviscaya y Erick Gutiérrez se quedaron fuera del once titular del Pachuca para darle paso a jóvenes como Sergio Vergara, Brian Rodríguez, Roberto Alvarado y Erick Aguirre que poco o nada pudieron hacer para ayudar a su causa.

En cambio Monterrey con sus figuras, el regreso del capitán Basanta y el uruguayo Carlos Sánchez, demostró ser una realidad el el torneo y llegó a 13 puntos luego de siete partidos de certamen, ubicándose arriba en las posiciones en la tabla general.

Rayados batalló con el juego que propuso el Pachuca. Los dirigidos por Diego Alonso salieron con una idea netamente defensiva que hizo que La Pandilla tardara en encontrar el camino rumbo al arco defendido por Oscar Pérez.

Sin embargo de inmediato desde el primer minuto Dorlan Pabon avisó que estaba con la puntería fina e hizo que el 'Conejo' se empleará a fondo para salvar su marco. Un minuto después al 2' los hidalguenses tuvieron en los pies del joven Roberto Alvarado su única opción del primer tiempo pero la desperdició al patear desviado frente a Hugo González.

Monterrey buscó por todos lados. Por izquierda con Cardona y Castillo, por derecha con Piris y Sánchez. Muchas aproximaciones pero pocas con demasiada claridad.

El fantasma del Conejo Pérez apareció como en aquella final de hace nueve meses al volver a salvar a los Tuzos del gol Rayado. Al 25' El Hommie Castillo apareció frente a la portería y el guardameta atajó fantástico en dos ocasiones; primero con el pie y después con un manotazo mandando a tiro de esquina.

Cuando parecía que la igualda sin goles permanecería en el descanso apareció la genialidad del goleador del torneo. Cardona abrió la pelota para Sánchez que de sorpresa por izquierda asistió a Pabon que de fuera del aire con el sello de la casa disparó con la derecha para marcar un golazo y vencer al 'Conejo' a treinta segundos del tiempo cumplido.

Para la parte complementaria el estratega de Tuzos decidió darle juego al 55' a Urretaviscaya y Lozano, cinco minutos después a Franco Jara, si. Embargo fue demasiado tarde pues jamás pudieron poner en predicamentos a Hugo González que tuvo una noche tranquila.

Lo más peligroso de la visita en los segundos 45 minutos llegò del botín derecho de Erick Aguirre que con potencia mandó el balón al arco pero para su mala fortuna a las manos del portero albiazul

Rayados estuvo cerca del segundo al 72' con un tiro de Basanta que sorprendió de fuera del área a todos, menos a Oscar Pérez que como es costumbre se lució atajando ante la mirada de la afición rayada.

Ahora Monterrey tendrá que cambiar el chip, pensar en la Copa el martes cuando visite a Dorados y después en la fecha ocho pues el viernes también fuera de casa se medirán a Tijuana con la firme idea de seguir en ascenso y como invictos en el clausura 2017.