DIEGO ARMANDO MEDINA
24 de octubre de 2015 / 06:38 p.m.

Rayados paso por encima de los Xolos, siguió demostrando su poder ofensivo y se acercó más a la liguilla con un Dorlan Pabon inspirado que marcó dos goles y fue fundamental para el triunfo anoche 3 por 1 ante su gente en el Nuevo Estadio del Monterrey.

El tridente en la delantera albiazul volvió a marcar diferencia pues Rogelio Funes Mori anotó el primer tanto de la noche y llegó a 10 goles, mientras que Edwin Cardona fue punzante y un dolor de cabeza constante en todo el encuentro para la zaga fronteriza que jamás lo pudo parar.

Monterrey mostró una de sus mejores caras en el campeonato y a falta de tres jornadas en el torneo llegó a 20 unidades y se mantiene en zona de liguilla con un futbol que hace soñar a la afición rayada que salió contenta del coloso de Guadalupe.

Fue un primer tiempo azul y blanco, con dominio rayado, llegadas por todos lados que poco a poco comenzaban a mostrar el poderío del Monterrey que desde el arranque se mostró superior a los Xolos.

A los tres minutos Edwin Cardona dio el primer aviso al disparar de zurda apenas desviado del poste izquierdo de Federico Vilar, quien fue exigido en varias oportunidades en los primeros 45 minutos.

Al 8’ Cesar Montes remató a las manos de Vilar y al 22’ Rogelio Funes Mori tuvo su primera opción de la noche al rematar de izquierda a primer poste pero mejor apareció el guardameta de Tijuana al salvar con su guante derecho el gol rayado.

Cinco minutos después el nuevo estadio Rayado, que lució algunos huecos debido a la lluvia de todo el día, gritó su primer gol, sin embargo fue anulado a Efraín Juárez pues en la jugada quedó adelantado Cardona que hizo por seguir la jugada y fue pillado adelantado.

Al 34´ los visitantes tuvieron su única llegada del primer lapso con un Gabriel Hauche que apareció afuera del área y remató muy colocado abajo a la izquierda de Jonathan Orozco que se estiró todo lo que pudo para salvar su arco del gol de los Xolos.

Al minuto 43 se abrió el marcador en una genial jugada de Walter Gargano que recuperó un esférico en su propia área, avanzar unos 30 metros y filtrar para Dorlan Pabon que por izquierda sacó un centro raso para que Funes Mori simplemente empujara y anotará su gol 10 del torneo que ponía en ventaja al Monterrey antes de irse a los vestidores.

Ya para la segunda parte y con la ventaja en el marcador Monterrey siguió atacando y creando jugadas de peligro que por momentos desperdició pero que al final aprovechó en el momento clave.

Al 46’ Funes Mori mandó desviado un disparo que se quedó a nada de ser gol, al 60’ Edgar Castillo perdonó en un contragolpe al intentar un recorte sobre el defensa en lugar de disparar y parecía Rayados extrañaría esas jugadas.

Pero apareció Dorlan Pabon que al 62´aprovechó un regalo de Juan Arango que se equivocó en la sálida ante un colombiano que no perdonó y marcó con un derechazo cruzado imposible para Federico Vilar.

Dos minutos despues Tijuana respondió y en una jugada realizada entre Henry Martin, Dayro Moreno que terminó con la definición de Gabriel Hauche, anotaron el 1-2 para poner nervioso al respetable que ya sentía segura la victoria.

Sin embargo Tijuana no logró ser pieza para el Monterrey que no se desesperó, siguió acercándose a puerta y mató con el 3-1 otra vez de la bazuca de la pierna derecha de Pabon.

Fue al 70’ cuando Rayados puso el clavo final en los Xolos con un disparo lejano y potente de Cardona que escupió Vilar y contra remato Dorlan Pabon para mandar a las redes el balón y celebrar junto a su gente el triunfo y tres puntos de oro rumbo a la fiesta grande del balompié azteca.

Rayados dejó a su gente feliz y contenta en una noche que pintaba para ser lluviosa pero que terminó siendo de alegría albiazul y de goles por todos lados que siguen marcando los atacantes del Monterrey.