JUAN LARA | @JUANLARAM7
1 de noviembre de 2017 / 09:03 p.m.

Rayados sigue demostrando y que es el equipo más dominante del futbol mexicano, deleitando a sus aficionados con goles y que va en serio por los dos torneos en el semestre. En esta ocasión fue en la Copa MX donde derrotaron 4-1 con autoridad al Santos Laguna en los Cuartos de Final gracias a los goles de Stefan Medina, Jorge Benítez y un doblete de Carlos Sánchez.

Stefan fue el autor del primer tanto albiazul que tuvieron que venir de atrás luego del sorpresivo gol de Jonathan Rodríguez en el comienzo del partido. Pero una pincelada de Carlos, un tanto de Benítez y otro más del charrúa sellaron el boleto a las Semifinales.

El Pato volvió a mostrar su técnica individual con un auténtico golazo de tiro libre que fue el 2-1, el paraguayo hizo el 3-1 en su primer balón que tocó en el encuentro y Avilés le regaló el cuarto tanto a Sánchez.

Lejos de intimidarse por el escenario y por lo que ha realizado Monterrey a lo largo del semestre, en el comienzo del duelo el equipo de Torreón salió a buscar la posesión del balón y el marco contrario poniendo a trabajar a Juan Pablo Carrizo.

Apenas al minuto 5 llegó la primera ocasión de peligro para el equipo de Siboldi. Andrade sacó un centro por la punta izquierda que Montes no pudo cortar, el balón cayó en los pies de Gael Sandoval que disparó, pero el guardameta rayado realizó una gran atajada a una mano.

Al 13’, los de la Comarca Lagunera pegaron primero. Un error de Montes que hizo confianza a que balón iba salir por la banda, pero Andrade con una barrida le ganó el esférico para después disparar y aunque Carrizo detuvo el tiro, el rebote cayó a los pies de Jona Rodríguez que con un tiro cruzado puso el sorpresivo 1-0.

La respuesta de La Pandilla fue inmediata y la ventaja a los albiverdes les duró poco, pues al 17’, Stefan Medina con un certero cabezazo en jugada de táctica fija puso el 1-1. La pésima marca de los laguneros y el acierto del colombiano se conjugaron para poner la igualad.

Tras la anotación, Monterrey empezó a dominar a los de la Comarca y siguió insistiendo a través de sus delanteros colombianos. Al minuto 36 llegó otra oportunidad clara, Avilés y Dorlan se combinaron por la banda izquierda, Pabon se llevó la marca de Sánchez, sacó una diagonal y Neri Cardozo con un gran recurso técnico, de parte externa, remató, pero el travesaño impidió el segundo gol albiazul.

Tanto dominio rayado se reflejó en el marcador al 40’ producto de una genialidad de Carlos Sánchez. El uruguayo cobró de forma excepcional un tiro libre y con un disparo al poste del arquero dejó parado a Acevedo para poner el 2-1.

No conforme con la ventaja y fiel a su estilo, Rayados buscó incrementarla en el comienzo del segundo tiempo y al 48’ estuvo cerca de no ser por la buena reacción del arquero Acevedo que desvió a tiro de esquina un remate de Funes Mori. Al 53’, el portero albiverde rechazó mal el balón y le dejó en bandeja de plata el tercer gol a Stefan Medina, pero el cafetalero intentó bombear el esférico y fue desviado por el cancerbero.

Santos estuvo cerca del empate al 59’, Gael Sandoval habilitó con una excelsa técnica a Cisneros que bombeó el balón ante la salida de Carrizo, pero el travesaño jugó a favor de los albiazules y evitó el 2-2.

Las alarmas se encendieron para Monterrey al 65’, Dorlan se retiró con un golpe en la pierna izquierda tras una disputa con Izquierdoz y su lugar lo tomó Jesús Molina.

Mohamed movió a su centro delantero al minuto 73 sacó a Funes Mori y entró Benítez, y apenas en su primer balón que tocó, El Conejo puso el 3-1 por en medio de las piernas de Acevedo, luego de una gran habilitación de Avilés que le ganó la posición a Izquierdoz.

Santos tiró la toalla al 81’ con la expulsión por doble amonestación para Néstor Araujo tras una dura entrada sobre Avilés.
                                                                   
En tiempo de reposición, El Pato le puso el último clavo al ataúd del Santos en una descolgada, luego de que Avilés sacó a pasear al portero Acevedo, habilitó de taco al uruguayo que con un derechazo marcó el 4-1 definitivo.

Con autoridad Rayados calificó a las Semifinales y dejó en claro que al igual que en la Liga, también en la Copa MX es el principal candidato y que tiene hambre de títulos al igual que toda su afición.