30 de julio de 2013 / 11:17 p.m.

Con el objetivo de alcanzar discos de al menos 300 GB para finales del 2015, Sony y Panasonic llegaron al acuerdo de poder desarrollar una nueva tecnología de discos ópticos destinados a convertir en el soporte que sucederá al actual Blu-ray. 

Las empresas se comprometieron a negociar las especificaciones necesarias para establecer un nuevo estándar en la industria de la tecnología. 

Las compañías destacan la capacidad de los discos ópticos para resistir el paso del tiempo y elementos externos como el polvo o el agua, así como cambios en la temperatura y la humedad ambientales.Con este movimiento se espera ofrecer un sistema de almacenamiento de datos que, por supuesto, podrá albergar las películas de mayor resolución, como el estándar 4K, que ofrece cuatro veces más resolución que la actual 1080p, videojuegos, etc.

Redacción