JOSÉ LUIS GARZA
8 de julio de 2016 / 02:07 p.m.

El partido del domingo será totalmente para Humberto Suazo en un homenaje que tanto el artillero como la propia afición merece disfrutar, aseguró Aldo De Nigris.

El principal cómplice al ataque en la historia del andino en Monterrey confesó que ‘Chupete’ fue quien lo hizo crecer dentro y fuera de las canchas.

"Me hizo crecer tanto como jugador como compañero. En lo personal también pude ayudar en algo, espero que esa relación de amistad siga para siempre, es lo más bonito que deja el futbol", expresó De Nigris.

Aldo aseguró que será especial volver a jugar al lado de Suazo y verlo manejar el balón pues la calidad no se pierde.

"La calidad no se pierde, yo siempre fui un complemento bueno para él. La dupla se dio sin querer y funciono bien para el equipo en general", dijo el regio.
 
"Ya le pedí el acta y dos fotos también por si quiere otra vez registrarse", agregó.

En cuanto a los goles y combinaciones ofensivas entre ambos, De Nigris recordó uno de sus goles más añorados por la genialidad con la que Humberto le envió el servicio.

"Uno que siempre me acuerdo es el pase de rabona que le hicimos a Santos, que recorta y luego manda un centro de rabona y la meto de campana y entra por poquito. Me fui a festejar aparte era el nacimiento de mi hija Antonella. La calidad para meter pases a los compañeros era impresionante", destacó.

Aldo y Humberto se reencontrarán este domingo y por primera vez en el 'Coloso de Acero' de Guadalupe en el homenaje al máximo artillero de la Pandilla.