CORTESÍA LA AFICIÓN
4 de julio de 2017 / 04:21 p.m.

Walter Gargano, que no llegó a ningún acuerdo con Rayados de Monterrey, insinuó en un programa de radio que el entrenador Antonio Mohamed le quitó dinero al fungir como “representante” y cobra a los jugadores por ser alineados.

No es la primera vez que alguien acusa a un estratega de realizar esta práctica donde los técnicos salían beneficiados económicamente, a continuación algunos de los casos más sonados en el futbol.

Hugo Sánchez
En 2013, Horacio Sánchez, que jugó en Pumas de 1997 a 2001 y de 2002 a 2003, aseguró que su tío cobraba a sus jugadores un porcentaje mensual y por contrato cuando entrenaba a los Pumas. Horacio confirmó que Sergio Egea, en esos tiempos como auxiliar técnico, fue uno de los involucrados, además señaló a Francisco Fonseca como uno de los jugadores que pagaron para poder jugar. Según publicó el diario Récord.

Flabio Torres
En febrero de 2015, cuando dirigía al Once Caldas de Colombia, Flabio Torres fue acusado por un jugador de cobrar a los futbolistas del club para ser titulares, además de haber recibido ‘regalos’ por parte de dos jugadores. Peter Samy Domínguez afirmó que Torres y dos directivos del club le pedían dinero por jugar, por lo que se negó y su participación fue muy poca. Aunque Flabio se defendió y aseveró que pondría su renuncia si algún otro jugador lo acusaba por esto –cosa que no pasó-, el entrenador presentó su renuncia un mes después debido a la falta de resultados y los problemas extracancha.

Ricardo Caruso Lombardi
En diciembre de 2010, el entrenador argentino renunció al banquillo del Club Atlético Tigre luego de que el defensa colombiano Juan Angulo Villegas lo acusó de pedirle dinero a su representante para poder jugar en el equipo. Sin embargo, antes de dimitir, Caruso Lombardi afirmó que Juan Fernández, representante del jugador, “es un gánster”, al asegurar que les robó a siete jugadores en América de Cali, insinuando que fue él quien se robó el dinero de Angulo Villegas. En junio de 2017, Caruso regresó al Tigre como entrenador, debido a los malos resultados por los que pasaba el equipo.

Omar Labruna
El futbol chileno también se ha visto involucrado en estos problemas. En marzo de 2013, Carlos Soto, presidente del Sindicato Interempresa de Futbolistas Profesionales de Chile (Sifup), acusó a Omar Labruna, de cobrar a un delantero por jugar en el Audax Italiano La Florida. De acuerdo a Soto, el entrenador le pidió dinero a Santiago Malano, quien le preguntó frente a todo el plantel “qué pasaba con la comisión que le había dado”, contó el presidente de SIfup en un programa chileno. Labruna salió del equipo tras llegar a un acuerdo con el Colo Colo.

Miroslav Blazevic
En 2009, Blaz Sliskovic, el ex entrenador de la selección de Bosnia, declaró que Miroslav Blazevic, quien en esos momentos dirigía al combinado de ese país, cobraba por jugar a sus jugadores, asegurando que se trataba de un secreto a voces en la Federación. A pesar de esto, Blazevic negó las acusaciones, las cuales calificó de tristes. Eventualmente, Miroslav dimitió de su puesto en 2010 luego de firmar un contrato con el Shangai Shenhua de China, tras no conseguir un boleto para el Mundial de Sudáfrica, pese a llegar hasta el repechaje.


AG