15 de mayo de 2013 / 11:01 p.m.

Miami-Fort Lauderdale • Los teléfonos multifunción son cada vez más populares no sólo entre los consumidores, sino también entre los ladrones, que aprovechan los dispositivos para obtener información sobre cuentas bancarias y otros datos confidenciales, dicen los expertos.

Muchos consumidores simplemente no se dan cuenta de lo vulnerables que pueden ser sus Androids, iPhones y otros dispositivos. Un estudio publicado en abril por el Banco de la Reserva Federal de Atlanta dijo que las amenazas están proliferando, desde el "phishing", una estafa en la que los consumidores abren un correo electrónico o mensaje de texto falso y son engañados para que proporcionen información personal, hasta la reticencia de los consumidores a utilizar protecciones de seguridad que normalmente tienen en sus computadoras personales, como una contraseña.

Según el estudio, hay varios factores que convierten estos teléfonos en un blanco fácil. Grandes cantidades de datos personales se almacenan en correos electrónicos, textos y otras aplicaciones, y cada vez hay más información personal en las redes sociales.

Las operaciones del crimen organizado también consideran a los teléfonos multiusos como el punto de entrada más vulnerable al sistema financiero electrónico, de acuerdo con la Reserva Federal.

"Tenemos algunos personajes muy malos que quieren llevarse nuestro dinero, nuestra identidad y huir con ella", dijo Marie Gooding, primera vice presidenta de la Fed de Atlanta.

La investigación citada por la Fed y realizada por Trusteer Inc. con sede en Boston incluyó a 20 servidores que fueron utilizados para enviar más de 100.000 correos electrónicos de "phishing". Mediante el estudio de los registros del servidor, Trusteer encontró que cerca de 2.200 de las 3.000 respuestas que los estafadores recibieron procedían de teléfonos multiusos.

Vikram Thakur, gerente principal de respuesta de seguridad para el gigante de software de seguridad Symantec, dijo que los delincuentes pueden obtener el control completo de un teléfono simplemente haciendo que la gente haga clic en un enlace. Sin llegar a tener el teléfono en sus manos, los hackers pueden acceder a mensajes, llamadas telefónicas e información personal.

"La cantidad de información que almacenamos en los teléfonos móviles incentiva a los atacantes a ir tras de la plataforma", dijo.

AP