DIEGO ARMANDO MEDINA
6 de diciembre de 2016 / 12:36 p.m.

Jesús Molina cortó de tajo cualquier especulación de que su corazón es tigre.

El nuevo jugador de La Pandilla es consciente que hay aficionados del Monterrey que no lo aceptan con la mejor cara por su pasado felino, sin embargo, Molina aclaró que antes de ser profesional era aficionado a otro club.

"Hay gente que no está del todo contenta por mi llegada, se puede entender, pero decirle que yo en mi niñez si a algún equipo le fui fue al América.

"En realidad yo siempre en mi infancia fui americanista, ya después me hice jugador profesional y me entrego al equipo que me da la confianza que en este caso es Rayados.

“Al final mi carrera está en juego, voy a dar todo por los colores, mi familia y el equipo", aseguró.

¿Qué le prometes a la afición?

"Mucho trabajo, mucha entrega, es lo mínimo que podemos dar como jugadores. No sé si soy bueno o mal jugador, tengo mis deficiencias, mis virtudes y trato de trabajar en ellas, quiero ser campeón y vengo con esa mentalidad".