JAIME GARZA

20 de abril de 2015 / 02:21 p.m.

Dolido por haber perdido el Clásico 104, el técnico de Rayados, Antonio Mohamed, reconoció que su equipo no estuvo a la altura y que Tigres fue un justo vencedor; sin embargo, calificó de exagerado el festejo de su archirrival.

Y es que, al término del derbi ante el Monterrey, en El Volcán los Tigres celebraron su triunfo con juegos artificiales que se prolongaron por unos cinco minutos. Para el 'Turco', la celebración fue como si hubieran ganado una copa.

"El sábado no pudimos dar ninguna declaración porque al estar suspendido no nos dejan hablar", aclaró al inicio de la rueda de prensa de este lunes.

"El primer tiempo parejos y el segundo tiempo fuimos superados por el rival, dejamos muchas cosas que hacer, no fuimos intensos en el segundo tiempo y realmente (estoy) muy apenado por lo que pasó. La responsabilidad es toda mía; de hace 8 fechas todo lo que pase en el club es responsabilidad mía, así que me hago cargo de lo que toca en este partido que soy el máximo responsable y nos ganaron bien.

"Nos ganaron bien y después los análisis los hago de la puerta para adentro, fue un duelo orgullo. Como cabeza del grupo le pido una disculpa a la gente, pero esto tiene revanchas y me prepararé mucho mejor para la revancha, con otras armas. Lo festejaron como un título, pero fue un partido nada más", expresó el 'Turco'.

¿Te pareció excesivo el festejo?

"No, no, me parece correcto que lo festejen, fueron justos ganadores, pero casi como un título lo festejaron, fuegos artificiales y todo eso, me parece un poco exagerado, pero esto es de estar tranquilos. Aún no ha terminado la temporada y nosotros tenemos que cerrar filas, corregir los errores cometidos y reinventarnos para poder aspirar a ganar el sábado y esperar el momento de tomar decisiones, esa es la única realidad".