EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
15 de noviembre de 2017 / 02:06 p.m.

El fútbol más cercano a lo que conocemos hoy nació como un pasatiempo y más allá de cómo hemos ido pervirtiendo este deporte nunca ha perdido esa esencia. El jugador comenzó a ser futbolista por pasatiempo después de la escuela, el trabajador acude al estadio como pasatiempo en su sábado cuando comienza el descanso.

Mirar el Clásico Regio, y cualquier clásico del mundo, es una de las mejores formas de disfrutar algún momento con el deporte desde la parte del aficionado, la competencia es de lo más importante porque a final de cuentas uno ve fútbol para eso: saber quién va a ganar o quién va a descender, pero ese sentido de competencia, y tal parece que todos esos sentimientos aumentan cuando dos equipos de una misma ciudad les toca enfrentarse. Pero ¿su esencia está en duda para el Clásico 113?

Cómo dejar ir el liderato en una ciudad

El gran atractivo de este encuentro de la última jornada es ver quién puede terminar líder, y todo tiene que ver con malos juegos que tuvo Rayados en Puebla. Allí perdió 2-0 contra Puebla y 1-2 contra Lobos BUAP, en ambos realizando rotaciones en el Xl titular. No se puede asegurar que de haber utilizado a los estelares tendrían 6 puntos más, pero es cierto que el margen de derrota hubiera disminuído.

Eso y el buen cierre de Tigres hizo que las distancias se acortaran, porque incluso América que fue el más cercano perseguidor se alejó de esa competencia por la cima y ahora solo aspira a 30 puntos, cuando Monterrey tiene 34 y los felinos 32.

Primero América

Este sábado es la fecha pactada para el derbi, pero esta noche hay un juego por la semifinal de la Copa Mx que enfrenta a Monterrey y América, un partido que seguramente tendrá más jerarquía para Rayados porque es una instancia de eliminación directa, y es un torneo en el cual hay mucho interés por conseguir desde el principio del semestre; no es cualquier cosa.

Para este encuentro forzosamente tendrán que jugar algunos suplentes porque los seleccionados llegarán hasta el jueves a la ciudad, y lo mismo pasará con América que tiene jugadores con México, Argentina y Colombia.

Cabe mencionar que en el calendario original este partido no debería jugarse durante esta semana, pero los lamentables hechos ocurridos por el terremoto de septiembre hicieron que se movieran las fechas y tenga que jugarse hasta ahora.

¿Importa tanto ser líder?

Desde la jornada 4 Rayados está en la cima, es una posición que Tigres también probó durante la primer jornada, pero no da muchos beneficios estar ahí. Es cierto que te da la ventaja de empatar cuatro veces 0-0 y llegar a la final porque cierras en casa, pero más allá de eso da casi lo mismo terminar entre los primeros cuatro lugares, independientemente en qué orden.

Seguramente para Ricardo Ferretti no genera gran diferencia entrar en primero o segundo lugar, porque también es importante mencionar eso: Tigres ya no pierde nada, no puede bajar de la segunda posición, y es algo donde puedan estar cómodos si no consiguen el triunfo en el clásico.

Rotar o no rotar

Rayados tuvo que jugar contra Santos y utilizó lo mejor disponible, lo mismo pasará contra América, ambos juegos sin seleccionados y ya frente a Tigres estarán todos presentes, y con los felinos y sus juegos amistosos (donde por cierto no ganaron) pasó lo mismo, pero la diferencia es que ahí no se jugaba nada y no tuvieron mayor intensidad.

Quizá Monterrey sea el que decida darle descanso (de nuevo) a algunos futbolistas y tenerlos a tope para la liguilla, y en Tigres que no hubo tanto desgaste, además de los largos viajes de los seleccionados, pueda que no hagan cambios en su Xl inicial, quizá solo tomando en cuenta los que tengan algún riesgo de lesión o suspensión.

El corazón y el cerebro

Para el aficionado este partido debe jugarse a muerte, pero el problema es que eso conlleva varios riesgos para la liguilla, y seamos sinceros ¿vivir esos riesgos valdría la pena? ¿Es tan importante desgastarse físicamente a una alta intensidad y arriesgarse a una lesión solo por el liderato? Los entrenadores y capitanes tendrán que tomar una decisión, y no quiere decir que salgan a perder o que no les interese el triunfo, pero es cierto que el juego tiene menos exigencia a ediciones anteriores.


gw