JAIR RAMOS - @JAIRMULTIMEDIOS
23 de abril de 2016 / 09:55 p.m.

Monterrey logró la noche de este sábado un triunfo de último minuto que les dejo enseñanza.

Para el defensor albiazul José María Basanta, en la Liguilla no se pueden cometer errores que se tuvieron ante Querétaro, rival que logró empatarlos y casi les arrebata el triunfo, y luego de ganar 3-2, serán autocríticos en la semana y afinarán los detalles tras la recta final del presente Clausura 2016.

"El segundo tiempo sabíamos que iba a ser complicado, ellos obviamente que se metieron en el partido, después tuvimos la baja de Edwin (Cardona) y pudimos reaccionar que era lo ideal, lo que buscábamos los tres puntos.

"Creo que es una forma en la cual los detalles hay que irlos mejorado, esto no nos puede pasar en la Liguilla, son detalles que tenemos que ajustar porque en la Liguilla hay que liquidar al rival", dijo.

Monterrey llegó a 36 unidades con la victoria en la Jornada 15, esto hace que se empate el récord de más puntos conseguidos en un torneo corto en la historia del Club, sin embargo lo más importante para el argentino no es cosechar estas estadísticas favorables, ya que de nada servirán si el título del primer semestre del año no llega.

"Si muy importante es consecuencia del trabajo que venimos haciendo, se van dando estos frutos, pero más allá de todo lo que logremos lo más importante y el objetivo final es la Copa, así que esperemos entrar fuertemente a la Liguilla y lograrlo", enfatizó.

El equipo del Turco Mohamed está calificado y llegaría como líder general a la competencia, esto gracias a las matemáticas que ya se pueden plasmar con la combinación de los resultados de sus más cercanos perseguidores, esto es algo que también se quería por parte de todos los jugadores de equipo.

"Es muy importante para poder llegar primero que es lo que deseamos en este momento y después veremos quién tocará, quedan dos partidos y ahora pensar en América", añadió.

Monterrey cerrará el torneo visitando a el América y recibiendo a Toluca, de ganar ambos partidos con equipos que tienen compromisos previos de Concachampions y Copa Libertadores, los de Guadalupe podrían terminar con 42 puntos, algo nunca hecho desde que comenzaron los torneos cortos en 1996.