EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
1 de diciembre de 2017 / 11:38 a.m.

Ocurrió lo esperado: Monterrey visitó el Estadio Morelos y consiguió la victoria sobre Morelia. El 0-1 por la vía penal resuelve varias dudas: ¿Monterrey se caería físicamente? No. ¿Avilés aparecerá en liguilla? Sí. ¿A Jonathan González le pesará la liguilla? No.

Cada partido que tiene Rayados tiene algunas dudas que se despejan, pero contra Morelia surgieron algunas otras.

El triunfo en números

Las estadísticas fueron las esperadas, este fue el desglose en número del partido:
Morelia tuvo 62% de posesión, Rayados 38%
Monterrey hizo 10 remates y solo 1 fue a portería, Monarcas 13 y 3
66 duelos individuales ganó Rayados, 46 Morelia
Fueron 18 duelos aéreos para Monterrey y 10 ganados para Monarcas.

Es bastante claro que Roberto Hernández utilizó la posesión como principal camino para atacar, controlar y defender ante Rayados que fue directo, pero no tan efectivo como lo llegó a ser durante la mayoría de los partidos de liga.

¿Rayados se vio inferior o Morelia jugó bien?

Los primeros minutos del partido fueron positivos para los locales, y algo a destacar es que Rayados no estuvo presionando desde la salida como normalmente lo hace. Esto permitía que Morelia estuviera cómodo desde la salida del balón, y para esto puede haber dos razones: la primera es que el plan de juego de Mohamed estaba ligado a esperar abajo, recuperar y lanzar a la espalda de Osuna y enfrentar a Achilier para buscar ganar el duelo individual (como se mencionó, ganaron 66 duelos) o ganar la falta.

El plan de ataque para Morelia

Este fue uno de los encuentros más parejos en lo que va del semestre para Rayados, aunque muchos pueden notarlo como una mala actuación de Monterrey, lo cierto es que Morelia hizo un plan de juego para anular el juego directo, y hubo momentos donde aceptaba el pressing y trata de salir jugando para encontrar algún mano a mano, o desarrollar el concepto de “tercer hombre” con Diego Valdés, Sepúlveda y Lezano frente a Medina y Vangioni.

Lo malo y lo destacado

La fase más lamentable del partido sin ninguna duda fue la lesión de Avilés Hurtado, y lo positivo en cuanto a temas individuales fue la capacidad de respuesta que tuvo Hugo González para el cierre de partido cuando Morelia se puso encima con tiros de fuera del área, cabezazos, centros que González pudo resolver sin mayores inconvenientes.



gw