DIEGO ARMANDO MEDINA
26 de enero de 2016 / 07:36 a.m.

Para Rayados el inicio perfecto del torneo con tres triunfos al hilo es el mejor arranque en su historia en los torneos cortos; sin embargo, su técnico Antonio Mohamed ya tiene experiencia en haber comenzado un certamen con un nueve de nueve en tres juegos.

Esta es la tercera ocasión que ‘El Turco’ tiene un arranque de torneo de esta magnitud. Antes lo logró con Tijuana y después con el América; el resultado final de ambas historias fue de polos totalmente opuestos.

El lado obscuro de los nueve de nueve de Antonio Mohamed se dio con los Xolos en el Clausura 2013. En esa oportunidad y con la etiqueta de campeón defensor, los fronterizos arrancaron el torneo ganándole al Puebla de visita, además de derrotar en casa a León y en CU a los Pumas.

Lo increíble es que después de ese inicio arrollador, ese Tijuana de Mohamed terminó el campeonato en la décima posición, consiguió 12 de los siguientes 42 puntos, se cayó por completo y se quedó sin liguilla.

El otro lado de la moneda fue el brillante con el nueve de nueve ganado con América en el Apertura 2014. Esas Águilas después de su arranque perfecto mantuvieron el paso, ganaron 22 de los siguientes 42 puntos disputados, terminaron líderes generales con 31 unidades y a la postre fueron campeones del futbol mexicano.

Así entonces de sus dos arranques iguales al del presente con el Monterrey, Antonio Mohamed en uno brilló con luz propia y ganó un titulo, pero en otro fracasó y se desplomó junto con el equipo.

La pregunta en este clausura 2016 es ¿Qué pasará?. ¿Rayados igualará lo hecho por América para ser campeón o fracasará como Tijuana y se desplomará de fea manera? La respuesta la tiene el futuro inmediato y el trabajo del ‘Turco’ Mohamed en lo que resta de torneo.