ROBERTO FLORES | @betoflores67
5 de noviembre de 2016 / 06:27 p.m.

Monterrey mantiene viva la esperanza de la clasificación luego de golear sin muchos problemas al Veracruz 4-0 y quedando un punto abajo del octavo puesto y en la última jornada ante Morelia se jugará el boleto a la Liguilla como visitante.

La escuadra de Antonio Mohamed tenía que hacer su trabajo y esperar que se combinara con otros resultados. A primera hora no le vino bien la victoria de Toluca en Querétaro, con la que los Diablos llegaron a 24 puntos, pero después sí le jugó a favor el empate 1-1 de León con Chivas, pues los Panzas Verdes apenas llegaron a 23, uno más que los regios.

El duelo ante los Tiburones Rojos inició con los locales buscando la ventaja, pero con un rival enfrente bien parado y sin dar libertades, salvo al minuto 7 que Yimmi Chará sacó un tiro de media distancia que controló sin problemas el arquero Pedro Gallese.

Mientras caía una llovizna incesante, Rayados seguía intentando, circulaba el balón a lo ancho y largo de la cancha. Con Dorlan Pabón siendo una vez más el mejor rayado en el terreno de juego hasta ese momento.

Si bien Veracruz no se jugaba nada en este torneo, sí lo hacía pensando en el próximo y el problema del descenso. En esta jornada arrancó empatado con Morelia en 93 puntos y llegó buscando por lo menos un empate que le sumará en este aspecto.

Monterrey dominaba, tenía la pelota, pero no estaba imprimiendo la intensidad de los encuentros anteriores contra Toluca y Tigres. Sin embargo, al 22’ se presentó una ocasión inmejorable cuando Carlos Sánchez desbordó por derecha y centró a donde Pabón remató sin marca muy desviado.

Pabón seguía amenazante y al 27’ sacó un tiro de fuera del área que Gallese desvió con problemas. El dominio rayado era cada vez mayor y parecía cuestión de tiempo para que cayera el gol, mientras en León las Chivas estaban venciendo a La Fiera, un resultado que favorecía a los regios.

Cuando parecía que el primer tiempo se iría sin goles, al 40’ llegó algo inesperado. En un despeje de Orozco que no pudo controlar la defensa jarocha, el balón le cayó a Funes Mori quien al intentar quitarse a Gallese la pelota salió rebotada a donde Carlos Sánchez solo tuvo que empujarla para el 1-0 que hizo estallar al Coloso de Acero.

Todavía Funes Mori tuvo el segundo al 44’, pero así se fueron al descanso y parecía que el ritmo del partido y con el marcador a favor eran las condiciones apropiadas para que Edwin Cardona entrara en el complemento.

Carlos Reinoso mandó al “Keko” Villalba y Édgar Andrade por Alejandro Acosta y Luis Sánchez, mientras Rayados se mantuvo igual. Los Tiburones salieron encima en busca del empate y dejaban espacios propicios para el contragolpe albiazul.

Al 52’, se dieron dos ocasiones para un golazo. Primero en un trallazo de Pabón que se estrelló en el poste derecho y en el recentro el balón le cayó al paraguayo Celso Ortiz que sacó un disparo que se incrustó en el ángulo para un soberbio gol que puso el 2-0.

Rayados tenia servida la mesa para una goleada y al 54’ Funes Mori estuvo cerca del tercero, pero se le siguió negando el gol al mellizo. Al maestro Reinoso no le quedó otra que sacar otro elemento defensivo y mandar al colombiano Juan Pérez en la cancha para buscar rescatar algo.

El juego estaba sentenciado, restaba saber cuántos goles más haría Rayados. Al 61’ Pabón casi logra el tercero, pero su disparo salió apenas desviado. Veracruz no tenía fuerza, por más que intentaba no había calidad ni claridad en sus ataques.

La “Ola” apareció en la tribuna, la afición rayada empezó a disfrutar y soñar con la Liguilla, mientras en la cancha Chará coqueteaba con el gol. De pronto a los 68 minutos la hinchada empezó a pedir a gritos el ingreso de Edwin Cardona y Mohamed se los concedió entrando por Chará al 70’.

Y el colombiano respondió con un golazo al 74’, luego de recibir el balón de Pabón fuera del área, se quitó a un adversario y sacó un riflazo que venció a Gallese para el 3-0 y festejó poniéndose una máscara del “Hombre Araña”.

Faltaba el gol de Funes Mori. Pabón le filtró al mellizo un balón preciso ganándole la espalda a la zaga jarocha para que de derecha y por abajo pusiera el 4-0 al 78’, su noveno en el torneo, colocándose a uno del líder Dayro Moreno.

Rayados ganó, llegó a 22 puntos y mejoró su diferencia de goles a +8 y en la última jornada visitando a Morelia se jugará el boleto a la Liguilla, un sueño que está más vivo que nunca.

Goles:


1-0 40’ Carlos Sánchez de derecha
2-0 52’ Celso Ortiz de izquierda tiro de media distancia
3-0 74’ Edwin Cardona de derecha de media distancia
4-0 78’ Rogelio Funes Mori de derecha