RAFAEL RIVERA - @RAFADATOS
8 de febrero de 2016 / 08:37 p.m.

Reconocido como un símbolo de Rayados, Walter Ayoví se ganó la admiración del futbol centroamericano, al darse a conocer su faceta como padrino del joven futbolista hondureño Brayan López.

Recientemente el diario centroamericano Diez dio a conocer la historia de López, quien actualmente busca triunfar en el futbol con el América, pero que antes ha tenido que superar la adversidad gracias a la ayuda de Ayoví y Michael Arroyo.

Huérfano desde los seis meses de nacido, López trabajó desde muy joven para sacar adelante a su abuela y tres hermanos, por lo cual optó por elegir el futbol como vía a una mejor vida, siendo sus granes impulsores los futbolistas ecuatorianos.

El joven futbolista reveló que conoció a Ayoví y Arroyo en el 2011, previo a un partido amistoso entre Ecuador y Honduras. “Yo estaba en ese partido, cuando de repente Ayoví me pregunta si conocía a un barbero cercano al hotel donde estaban concentrados, les ayudé y charlamos un poco, le conté mi historia de infancia, le comenté sobre la situación de mi familia, que quería sacarlos adelante, pues yo solo deseaba cumplir mi sueño de jugar fútbol, él me brindó su número de teléfono porque dijo que me iba a ayudar”.

El joven catracho aseguró que Ayoví le abrió las puertas del futbol mexicano, además de brindarle apoyo económic. “Cuando Ayoví me ayuda, él militaba en Pachuca, al paso de los días jugaban un partido de la Liga MX contra el Atlante, ahí miré a Michael Arroyo y al principio no me reconocía, ya había pasado un largo tiempo desde aquel encuentro en el 2011”.

Posteriormente Arroyo apoyó a López a llegar al América, escuadra en la cual milita en su equipo juvenil, mostrando su agradecimiento al asegurar que “conocer a personas como Walter Ayoví y Michael Arroyo es de las mejores cosas que me ha podido pasar”,