ROBERTO FLORES | @BETOFLORES67
13 de agosto de 2016 / 06:30 p.m.

La primera victoria del torneo en casa por fin llegó para los Rayados y además ligar su tercer triunfo en los últimos 10 días, demostrando que están de regreso en el protagonismo.

Con anotaciones de José María Basanta y Rogelio Funes Mori el Monterrey dio cuenta de un Necaxa que se vio por debajo del nivel de otros encuentros y no fue tan complicado para los albiazules.

Rayados había ganado en la Concachampions al Don Bosco 3-0 en Haití, después fue a León el sábado anterior y también ganó por el mismo marcador, por lo que ahora el próximo miércoles en casa buscará el segundo triunfo en la Liga de Campeones y sumar su cuarta victoria.

Monterrey necesitaba volver a ganar en casa, donde no lo hacía desde la Semifinal del torneo anterior ante América, por lo que salió como un vendaval encima de un Necaxa que se vio sorprendido.

Antonio Mohamed tuvo que adecuar a Iván Piris como lateral izquierdo ante la lesión de Walter Ayoví que no pudo jugar, mandando a Efraín Juárez por derecha.

Apenas a los 17 segundo Yimmi Chará avisó con un tiro de media distancia; a los 3 minutos Funes Mori estrelló en el poste un disparo dentro del área; y un minuto después Edwin Cardona hizo que Marcelo Barovero volará en un tiro libre.

Fue en el cobro del tiro de equina, al 5', cuando el asedio tempranero dio frutos. En un balón que rebotó en el cuerpo de Hiram Mier le quedó a José María Basanta para que de cabeza pusiera el 1-0 que hizo ilusionarse a los más de 50 mil espectadores en el Coloso de Acero en La Pastora.

Rayados continuó encima y al 8' estuvo cerca en tres ocasiones. Primero Barovero evitó que Funes Mori rematara, el rechace le quedó a Cardona que mando un globito que se estrelló en el travesaño y después en el contrarremate la defensa hidrocálido a despejó el peligro.

Poco a poco el Necaxa fue sacudiéndose el dominio local, le quitó el balón y empezó a avanzar metros en la cancha. Al 17' Manuel Iturra dio el primer aviso en un tiro de media distancia.

Edson Puche era el más peligroso de los Hidrorayos, hizo pasar mala primera parte a Efrain Juárez, pero le faltaba un socio que lo acompañara al frente?

Al 30' se hizo presente la polémica. Yimmi Chará fue derribado dentro del área por Mario de Luna, pero el árbitro Uriel Olvera no lo quiso marcar, luego Cardona intentó llevarse a Barovero, se dejó caer y tampoco marcó nada el silbante.

Cinco minutos después Alexander Domínguez salvó su arco al barrer y evitar que Puch lo driblara y se fuera solo sobre su portería; después al 44' Espíndola sacó un potente disparo que apenas se fue desviado del marco albiazul.

Para el complemento, Alfonso Sosa se vio obligado a sacar a Barovero por lesión y puso en su lugar a Yosgart Gutiérrez. Y Raaydos estuvo cerca de nuevo en la primera jugada en remates de Funes Mori y Carlos Sánchez.

Monterrey no presionó igual que al arranque del juego, dejó el balón al Necaxa y buscó el espacio largo para los contragolpes con Chará. En tanto los de Aguascalientes no hilvanaban sus avances y solo Puch le ponía algo de talento.

Mientras de la cancha no surgían emociones, el público entendió que debía hacer su juego y empezó a animar a su equipo con cánticos y porras.

Alfonso Sosa no aguantó más y mando al uruguayo Diego Riolfo a la cancha en lugar de Alejandro Díaz buscando darle a Puch y Espíndola un acompañante de más calidad.

Para su mala fortuna, al 62' llegó el segundo gol rayado. En un tiro de esquina, Basanta peinó a primer poste y Rogelio Funes Mori llegó oportuno a segundo palo para de certero cabezazo anotar el 2-0 que hizo estallar al estadio. Fue el quinto gol del argentino en el torneo y anotó por tercer juego consecutivo.
Con el gol, Rayados manejó a su antojo el juego, mientras Necaxa se cayó anímicamente. Al 68' Cardona estuvo muy cerca del tercero en un tiro de media distancia que apenas pasó desviado.

Necaxa estuvo cerca del descuento al 79' en un pase largo a Edson Puch quien ya dentro del área disparo por abajo, pero Alexander Domínguez evitó el peligro.

Fue hasta el 86' cuando los Hidrorayos le pusieron algo de dramatismo al encuentro, con un soberbio gol de Edson Puch que puso el 2-1 y enmudeció por un momento al estadio albiazul.
Todavía Antonio Mohamed se dio el lujo de debutar al juvenil Daniel Parra para quitarle un poco el ritmo a un Necaxa que buscaba sacar el empate en los minutos finales.

Al final ya no le alcanzo a los hidrocálidos y el Monterrey pudo conservar la ventaja para obtener su primer triunfo de local y llegar a ocho unidades en el torneo y ahora le esperan dos salidas en fila en la liga, ante Pachuca y Pumas.