FOTO Y TEXTO: AGUSTÍN MARTÍNEZ
5 de febrero de 2015 / 02:33 a.m.

Monterrey.- Tras irrumpir violentamente en un negocio acerero, dos sujetos que portaban armas de fuego lograron apoderarse de 70 mil pesos en efectivo y dos teléfonos celulares, en el municipio de García.

Tras el incidente, se registró movilización por parte de policías municipales y estatales, pero los delincuentes lograron darse a la fuga y no fueron identificados.

Los hechos trascendieron alrededor del mediodía del miércoles en el establecimiento denominado Especialidades Siderúrgicas S.A. (ESSA), que se localiza en las calles Zinc y Beta, en Ciudad Industrial Mitras.

Hasta aquel lugar, ubicado al poniente del Libramiento Noroeste, arribaron agentes ministeriales y personal de Servicios Periciales, quienes iniciaron las investigaciones.

Ellos dialogaron con los trabajadores administrativos y con los operarios que estaban en la planta al momento de la irrupción de los sujetos.

Sin que se estableciera cómo o en qué llegaron, los desconocidos se desplazaron directamente hacia la oficina del taller, ubicada en una segunda planta.

Allí se encontraban cuatro empleados, hombres y mujeres, quienes fueron amagados por uno de los asaltantes, que fue descrito como delgado y alto.

Mientras eso sucedía, el otro delincuente se apresuró a apoderarse del dinero que estaba en escritorio, y el cual sería utilizado para el pago de materia prima.

Se dio a conocer que el negocio da servicio a la industria, pues se especializa en el procesamiento de diversos metales, así como maquinados.

En el interior de las oficinas los asaltantes se apoderaron de aproximadamente 70 mil pesos en efectivo, además de que despojaron de su celular a dos empleados.

Finalmente salieron de manera apresurada y al parecer los esperaba otro cómplice, quien se habría mantenido al tanto de la llegada o el paso de personas y vehículos.

A pesar de que en el inmueble hay cámaras de vigilancia que graban en forma continua, los aparatos no captaron los rasgos faciales o detalles de los maleantes.

De la misma forma, ni los afectados ni los obreros que estaban en el taller se dieron cuenta de la forma en que escaparon, pues no alcanzaron a ver en qué se desplazaban.

Las autoridades estatales iniciaron las indagatorias con el fin de identificar a los responsables del robo con violencia, pues no se descarta que hayan participado en hechos similares en fechas anteriores.