ALEJANDRA GONZÁLEZ | @AleGonzalezG7
7 de enero de 2017 / 10:53 p.m.

Un frío intenso cayó sobre la ciudad de Monterrey, pero no fue impedimento para que gran parte de la afición de los Tigres estuviera presente en las tribunas del Estadio Universitario para el partido ante Santos.

Jonathan Orozco se enfrentaba por primera vez como lagunero a los felinos y la hinchada no perdonó su pasado rayado y recibió la misma mala bienvenida como cuando visitaba el Volcán con los Rayados. Sin embargo, el guardameta sintió entumidos a los seguidores auriazules al momento de 'mentarle la madre'.

"Se metió igual, sólo que ahora no podían gritar tanto porque hacía mucho frío, estaban muy entumidos, recibí las mismas mentadas de madre, yo me divierto mucho y me la pasé muy bien en este partido", destacó Jona al finalizar el partido.