luis salcedo cassio
29 de mayo de 2015 / 12:02 a.m.

Pedro Caixinha manifestó que a pesar de la holgada victoria en el partido de ida, en el de vuelta el domingo Santos saldrá a la cancha son triunfalismos ni confianzas.

El estratega lusitano precisó que su equipo irá a Querétaro con la misma hambre de triunfo que lo ha caracterizado en sus juegos de visita en la Liguilla donde dejó fuera a Tigres y a Chivas en su propia casa.

"Ya empezamos a trabajaren eso, es lo que hablé con los jugadores, los felicité por el resultado, sabemos que tenemos una buena ventaja pero no tenemos nada más que eso, el futbol es muy caprichoso, las cosas pasan y te pueden dar un revés, entonces hay que seguir con esa humildad, con ese trabajo. Los jugadores están concentrados en el hotel recuperándose, voy a estar siempre encima de ellos, porque faltan 90 minutos decisivos y no queremos echarlas cosas a perder", precisó el lusitano al término del partido.

Agregó que Santos está preparado para salir a jugar con la misma intensidad con la que lo hizo en el partido de ida de la final.

"Los principios que buscamos en este torneo, tiene que ver con lo que es una presión alta, que todos los jugadores hagan presión desde la salida del rival, tu línea defensiva tiene que pisar la línea de media cancha y tienes que saber jugar con esos 40 o 50 metros en tus espaldas, entonces cuando la última línea es rebasada, estas vulnerable, eso pasó en la primera mitad en Chivas y pasó de nuevo en esta primera parte con Querétaro y fue algo que no me gustó y es algo que tenemos que seguir trabajando".

Destacó la labor de sus jugadores en media cancha. "El tercer gol, sale de ese parado en ataque, de estar adelantado, Molina tuvo una recuperación espectacular en media cancha, porque estábamos en cima con un equipo compacto", aseveró.

La estrategia este juego se la ganó de calle a Vucetich, destacó el trabajo de sus jugadores para saberla desarrollar en el terreno de juego.

"Ellos podían hacer goles por laterales, el cuarto gol donde sale por la lateral Djaniny es una exploración de ese espacio y creo que más allá de lo que es nuestra identidad, hemos sabido sumar muy bien lo que es la estrategia en partidos como este que son decisivos, eso puede hacer la diferencia y gracias a Dios así fue", concluyó.