Carlos Hernández Castrejón
26 de junio de 2015 / 06:30 p.m.

A Jesús Molina no le incomoda que a Santos Laguna lo vean como favorito o no al título, ya que de cualquier forma el objetivo que tiene el equipo es el campeonato y tampoco le preocupa que vayan a tener la presión por igualar lo hecho el torneo pasado.

Señaló que en el equipo los jugadores están bien en todos los aspectos, ilusionados con un nuevo torneo en puerta, con nuevos objetivos y metas, muy tranquilos después de que no se daba como favoritos.

"El torneo pasado nadie confiaba en nosotros, simplemente nosotros mismos al igual que cuerpo técnico y directiva nos trazamos metas, gracias a Dios logramos culminar con un campeonato que es lo importante y que la afición lo disfrutó también al máximo", dijo.

Sabe que van a tener presión de igualar lo obtenido el torneo anterior, pues "nosotros mismos nos pusimos la vara alta, así que el equipo a lo menos que puede aspirar es a calificar a liguilla y una vez ahí aspirar al título".

"Cuando eres campeón todas las miradas están en el equipo, somos de los rivales a vencer, obviamente con los equipos como América y Tigres que se han reforzado bien. Vamos a entregarnos partido tras partido para conseguir el objetivo", resaltó.

No duda que esa experiencia ha sido de lo mejor para él en su carrera, pues "en lo personal tenía esas ganas de volver a levantar la copa, es lo más bonito como futbolista, me tocó nuevamente levantar el trofeo de visitante, que no es nada fácil y, bueno, obviamente no nos conformamos, queremos seguir trascendiendo, dejando huella en esta institución y el objetivo de todo es lograr el bicampeonato", dijo.

Por ahora, se alista para iniciar con el pie derecho el semestre y tratar de seguir muy lejos, tanto en liga como en la Concachampions, dos torneos que asegura están en la mira del equipo, aunque reconoce que un torneo internacional como el Mundial de Clubes le vendría bien a Santos.

En el tema de Selección, Molina no duda al decir que le gustaría vivir una nueva experiencia, pero tampoco le obsesiona, ya que sentía lo complicado que iba a ser en la convocatoria a Copa América y Copa Oro.

"Cuando daban las listas para los partidos amistosos tenía la esperanza de estar en una de ellas, porque prácticamente eran 50 jugadores, sabía que podía estar en una de las dos, pero no fue así, por eso hay que seguir trabajando, demostrar, conseguir cosas importantes en lo individual como colectivo para ser tomado en cuenta más delante", expuso.

Viajan a Playa del Carmen

Este sábado viaja el equipo lagunero a Playa del Carmen, Quintana Roo a las 8:15 horas con escala en la Ciudad de México, por lo que se estima llegarán a su destino alrededor de las 12:50 horas y entrenar en las instalaciones de la Universidad La Salle de Cancún a las 18:00 horas.